La historia

Emperatriz Bruttia Crispina

Emperatriz Bruttia Crispina


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Stamboom Petra Limburg y raquo Bruttia Crispina Emperatriz Roma (160-199)

en el año 0176 en Roma, Italia, tenía 16 años.

¿Tiene información complementaria, correcciones o preguntas con respecto a Bruttia Crispina Emperatriz Roma?
¡Al autor de esta publicación le encantaría saber de usted!

Fuentes

Cronología Bruttia Crispina Emperatriz Roma

Sobre el apellido Crispina Emperatriz Roma

  • Ver la información que Genealogie en línea tiene sobre el apellido Crispina Emperatriz Roma.
  • Consultar la información Archivos abiertos tiene sobre Crispina Emperatriz Roma.
  • Comprobar el Wie (onder) zoekt wie? regístrese para ver quién está (re) buscando Crispina Empress Rome.

Directamente a.

Síguenos a través de.

Un servicio genealógico de Internet proporcionado por Coret Genealogy


Bruttia Crispina

Bruttia Crispina (164-191 d. C.) fue emperatriz romana desde 178 hasta 191 como consorte del emperador romano Cómodo. Su matrimonio con Cómodo no produjo un heredero, y Pertinax sucedió a su marido.

Crispina provenía de una ilustre familia aristocrática y era hija del dos veces cónsul Gaius Bruttius Praesens y su esposa Valeria. Los abuelos paternos de Crispina fueron el cónsul y senador Cayo Bruttius Praesens y la rica heredera Laberia Hostilia Crispina, hija de otro dos veces cónsul, Manius Laberius Maximus.

El hermano de Crispina fue el futuro cónsul Lucius Bruttius Quintius Crispinus. Su padre y la familia de 2019 vinieron originalmente de Volceii, Lucania, Italia y estaban estrechamente asociados con los emperadores romanos Trajano, Adriano, Antonino Pío y Marco Aurelio. Crispina nació y se crió en Roma o Volceii.

Crispina se casó con Cómodo, de dieciséis años, en el verano de 178 y le trajo, como dote, una gran cantidad de propiedades. Estos, cuando se agregaron a las posesiones imperiales, le dieron el control de una parte sustancial del territorio lucaniano. La ceremonia en sí fue modesta pero se conmemoró con monedas y se distribuyó generosidad a la gente. Un epitalamio para la ocasión fue compuesto por el sofista Julius Pollux.

Tras su matrimonio, Crispina recibió el título de Augusta y, por lo tanto, se convirtió en emperatriz del Imperio Romano, ya que su esposo era co-emperador con su suegro en ese momento. La emperatriz anterior y su suegra, Faustina la Joven, habían muerto tres años antes de su llegada.

Como la mayoría de los matrimonios de miembros jóvenes de los nobles, fue arreglado por patres & # x2014 en el caso de Crispina por su padre y su nuevo suegro, el emperador Marco Aurelio. Aunque era una mujer hermosa, Crispina probablemente significaba poco para su esposo egocéntrico, quien también era conocido por preferir la compañía de los hombres a las mujeres. Crispina es descrita como una persona elegante con un corazón susceptible, pero no existe una medalla de ella.

Como Augusta, Crispina fue ampliamente honrada con imágenes públicas durante los dos últimos años del reinado de su suegro y los primeros años del reinado de su marido. No parecía tener ninguna influencia política significativa sobre su marido durante su extraño reinado. Sin embargo, tampoco estaba exenta de la política de la corte, ya que su cuñada Lucilla, ella misma una ex emperatriz, era ambiciosa y celosa de la emperatriz reinante Crispina debido a su posición y poder.

El matrimonio de Crispina no pudo producir un heredero debido a la incapacidad de su marido, lo que provocó una crisis de sucesión dinástica. De hecho, tanto Anistius Burrus (con quien Cómodo había compartido su primer consulado como único gobernante) como Gaius Arrius Antoninus, que probablemente estaban relacionados con la familia imperial, fueron supuestamente ejecutados "bajo la sospecha de pretender ocupar el trono".

Después de diez años de matrimonio, Crispina fue acusada falsamente de adulterio por su esposo y fue desterrada a la isla de Capri en 188, donde luego fue ejecutada. Después de su destierro, Cómodo no se volvió a casar, sino que tomó una amante, una mujer llamada Marcia, de quien se dijo más tarde que había conspirado en su asesinato.

Sobre la base de una mala interpretación de HA Commodus 5.9 y Dio 73.4.6, su caída a veces se asocia erróneamente con la conspiración de Lucila para asesinar a Commodus en 181 o 182. Su nombre sigue apareciendo en las inscripciones hasta 191 (CIL VIII, 02366 ). Su eventual exilio y muerte pueden haber sido, en cambio, el resultado de la caída de Marco Aurelius Cleander, o de la incapacidad de Cómodo de producir descendencia con ella para asegurar la sucesión dinástica.


¿Quién se casó con Bruttia Crispina?

Commodus se casó con Bruttia Crispina.

Bruttia Crispina

Bruttia Crispina (164-191 d. C.) fue emperatriz romana desde 178 hasta 191 como consorte del emperador romano Cómodo. Su matrimonio con Cómodo no produjo un heredero, y Pertinax sucedió a su marido.

Commodus

Commodus (31 de agosto de 161 - 31 de diciembre de 192), nacido Lucius Aurelius Cómodo y murió Lucius Aelius Aurelius Cómodo, fue emperador romano con su padre Marco Aurelio desde 177 hasta la muerte de su padre en 180, y únicamente hasta 192. Se considera comúnmente que su reinado marca el final del período dorado en la historia del Imperio Romano conocido como la Pax Romana.

Durante el reinado de su padre, acompañó a Marco Aurelio durante las guerras marcomanas en 172 y en una gira por las provincias orientales en 176. Fue nombrado cónsul más joven de la historia romana en 177 y ese mismo año fue elevado a co-emperador con su padre. Su acceso fue la primera vez que un hijo sucedió a su padre biológico desde que Tito sucedió a Vespasiano en 79. También fue el primer emperador en tener un padre y un abuelo (que había adoptado a su padre) como los dos emperadores precedentes. Cómodo fue el primer (y hasta 337, el único) emperador "nacido en la púrpura", es decir, durante el reinado de su padre.

Durante su reinado en solitario, el Imperio disfrutó de un período de conflicto militar reducido en comparación con el reinado de Marco Aurelio, pero las intrigas y conspiraciones abundaban, lo que llevó a Cómodo a un estilo de liderazgo cada vez más dictatorial que culminó en un culto a la personalidad similar a un dios. Su asesinato en 192 marcó el final de la dinastía Nerva-Antonine. Fue sucedido por Pertinax, el primer emperador en el tumultuoso Año de los Cinco Emperadores.


18 razones por las que Cómodo era Roma y el emperador depravado conocido # 8217

Cómodo era un mujeriego y ndash, pero fue su esposa la que fue ejecutada por adulterio. Geni.

7. El divorcio no era lo que se hacía para un emperador, por lo que Cómodo hizo matar a su esposa para dejar espacio a su amante favorita.

Commodus tenía sólo 16 años cuando se casó con Bruttia Crispina, ella misma una niña, en el verano de 178. Desde el día en que se casaron, Commodus le fue infiel de manera rutinaria. De hecho, incluso se esperaba que tuviera numerosas amantes. También tenía varios burdeles privados, y Crispina habría sido demasiado consciente de las indiscreciones de su marido. Incluso si ella se hubiera molestado o molestado, no había nada que pudiera haber hecho Pero, lo que hace que el trato que le da a su esposa sea tan despreciable es que, al final, Cómodo acusó ella de adulterio!

A pesar de no tener pruebas de presuntas indiscreciones, en 188 hizo desterrar a Crispina de Roma y enviarla a vivir a la isla de Capri. Unos meses más tarde, Cómodo ordenó a algunos soldados que se dirigieran a la isla y la ejecutaran. Commodus pudo haber matado a su esposa porque ella & acirc & # 128 & # 152 no pudo & rsquo darle un hijo. Sin embargo, era mucho más probable que simplemente estuviera harto de ella. En 187, estaba enamorado de su amante favorita, Marcia, y quería que ella fuera su de facto Emperatriz. Por supuesto, Commodus se salió con la suya y ndash hasta que Marcia terminó conspirando en su asesinato.


El emperador romano Cómodo

¿Alguna vez has visto una película basada en hechos históricos o personajes famosos y te has preguntado si realmente sucedió? Últimamente he estado viendo la película de 1964 & # 8216La caída del Imperio Romano & # 8217 (Alec Guiness, Sophia Loren, Christopher Plummer) y no pude evitar preguntar si la representación del emperador romano Cómodo era cierta.

Para cualquiera que haya visto la película de 1964 & # 8216La caída del Imperio Romano& # 8216 o la película de 2000 & # 8216 Gladiador '(Mel Gibson, Joachim Phoenix), el emperador romano Cómodo es retratado como un tirano cruel, obsesionado con el poder que asesinó a su padre para convertirse en emperador y queriendo ser un gladiador más que un emperador. ¿Pero es esto cierto?

Cómodo ya era co-emperador con su padre, el emperador Marco Aurelio en 177 d.C. Marco Aurelio ya estaba enfermo cuando falleció en 180 d.C. en Vindabona o la Viena actual. Marco Aurelio fue considerado como un gran emperador por el historiador Casio Dio, quien dijo de Marco Aurelio que & # 8216 además de poseer todas las demás virtudes, gobernó mejor que cualquier otro que haya estado en alguna posición de poder & # 8230. ¿Era un buen hombre y carecía de toda pretensión? & # 8217.

Cuando Cómodo se convirtió en emperador único en 180 d.C., solo tenía 19 años. ¿Cómodo sería un gran emperador como su padre? Hubo muchos que se preocuparon por el joven Cómodo. El historiador Cassius Dio dice que antes de morir, a Marco Aurelius le preocupaba que Cómodo dejara sus estudios y se dedicara a la bebida y al libertinaje. Para ayudar a Cómodo, los consejeros de confianza de su padre se quedaron para guiar al joven emperador.

Cómodo no se parece en nada a su famoso padre. Un joven Cómodo parece ser fácilmente influenciado por otros, ya que Casio Dio nos dice que & # 8216 Este hombre [Cómodo] no era malvado por naturaleza, sino, por el contrario, tan inocente como cualquier hombre que haya existido. Su gran sencillez, sin embargo, junto con su cobardía, lo convirtió en el esclavo de sus compañeros, y fue a través de ellos que al principio, por ignorancia, se perdió la mejor vida y luego fue conducido a hábitos lujuriosos y crueles, que pronto se convirtió en una segunda naturaleza & # 8217. Cómodo no tardó en despedir a los consejeros de su padre y confiar en los consejos de hombres dudosos como Perennis, que comandaba la guardia pretoriana y también Cleandro.

Durante los primeros años, el reinado de Commodus parece haber tenido un buen comienzo. Pero Cómodo fue criticado por su decisión de hacer las paces con las tribus bárbaras que Marco Aurelio había estado intentando conquistar. Cassius Dio atribuye la paz a las tribus germánicas a la pereza de Cómodo, que no quería nada más que regresar a Roma como dice Cassius & # 8216 Y, aunque Cómodo fácilmente podría haberlos destruido, hizo un trato con ellos porque odiaba a todos. esfuerzo y estaba ansioso por las comodidades de la ciudad & # 8217. ¿O hubo algo más en esta decisión de pedir la paz? ¿Era este también el plan de Marco Auerlio?

Hombres como Perennis y Cleander se vuelven muy poderosos cuando Commodus comienza a interesarse en ser un gladiador y descuida sus deberes oficiales, dejándolos a Perennis y Cleander. El historiador Cassius Dio nos dice que & # 8216 Commodus dedicó la mayor parte de su vida a la comodidad ya los caballos y a los combates de las bestias salvajes y de los hombres. En la sociedad romana, los gladiadores que luchaban eran esclavos. Que el emperador se disfrazara de gladiador era un escándalo. Cassius Dio nos dice que Perennis no solo manejaba los asuntos militares, sino también todo lo demás, y que estaba a la cabeza del Estado. Perennis es efectivamente emperador en todo menos en nombre y título.

Mientras Commodus jugaba a ser gladiador, Perennis y Cleander usaron su influencia para deshacerse de sus propios enemigos y usaron su poder para vender cargos públicos a amigos. El comportamiento de Perrenis indigna a la aristocracia romana y la vuelve contra Cómodo. Uno de los complots más importantes contra Cómodo lo llevó a cabo su propia hermana, Lucilla. Según el historiador Herodes, Lucila, conspiró con los senadores romanos Quadratus y Paternus, el prefecto de la guardia. Lucilla más tarde fue exiliada y asesinada por orden de Cómodo.

El atentado contra la vida de Cómodo parece ser un punto de inflexión en las relaciones decrecientes entre Cómodo y el senado romano. Cassius Dio nos habla de la desconfianza entre Commodus y el senado cuando Commodus mató a un avestruz y le cortó la cabeza que agitó frente a Cassius Dio y otros senadores & # 8216 indicando que nos trataría de la misma manera. & # 8217

Es una atmósfera peligrosa para vivir. Tanto Perennis como después Cleander parecían haber despertado la desconfianza de Commodus en el senado y que todos los que lo rodeaban lo estaban traicionando. Commodus hace ejecutar a su esposa Crispina cuando cree que ella está teniendo una aventura. Cleander, un rival de Perennis, convence a Cómodo de que Perennis está tratando de derrocar a Cómodo e instalar a su propio hijo como emperador. Otra víctima de las sospechas de Cómodo es su esposa, la emperatriz Bruttia Crispina, con quien Cómodo se había casado en 178 a. C. En 188 a. C., Cómodo acusó a su esposa de adulterio y la desterró a la isla de Capri, donde más tarde fue ejecutada.

La aristocracia romana parece haber tenido suficiente de Cómodo y cuando falló un intento de envenenar a Cómodo, un atleta llamado Narciso fue enviado a estrangular a Cómodo mientras se estaba bañando. Como dice Cassius Dio & # 8216, tal fue el fin de Cómodo, después de haber gobernado doce años, nueve meses y catorce días. Había vivido treinta y un años y cuatro meses y con él la línea del genuino Aurelii dejó de gobernar & # 8217.

Pero la muerte de Cómodo trae un período de guerra civil y el año de los Cinco Emperadores cuando cinco líderes militares reclaman el título de emperador. Los pacíficos años del reinado de Marco Aurelio se convierten en solo un recuerdo.


Las monedas para este emisor se emitieron desde 178 hasta 187.

Bruttia Crispina era hija de L. Fulvius Bruttius Praesens. Se casó con el futuro emperador cuando tenía 16 años. Después de diez años de matrimonio, fue desterrada a Capri por adulterio y luego asesinada.

Últimos ejemplos grabados con imágenes

Hemos registrado 91 ejemplos.

Registro: PUBLIC-AD4677
Tipo de objeto: COIN
Amplio período: ROMANO
Descripción: Un sestercio o & hellip de aleación de cobre completo
Flujo de trabajo: publicado

Registro: SF-BFDD4B
Tipo de objeto: COIN
Amplio período: ROMANO
Descripción: Un romano de aleación de cobre como, dupondius o sest & hellip
Flujo de trabajo: en espera de validación

Registro: OXON-0DEDA7
Tipo de objeto: COIN
Amplio período: ROMANO
Descripción: Una aleación de cobre incompleta Roman sestertiu & hellip
Flujo de trabajo: publicado

Registro: LIN-AB72FB
Tipo de objeto: COIN
Amplio período: ROMANO
Descripción: Sestercio romano de aleación de cobre de Crispina y hellip
Flujo de trabajo: en espera de validación


Las monedas para este emisor se emitieron desde 178 hasta 187.

Bruttia Crispina era hija de L. Fulvius Bruttius Praesens. Se casó con el futuro emperador cuando tenía 16 años. Después de diez años de matrimonio, fue desterrada a Capri por adulterio y luego asesinada.

Últimos ejemplos grabados con imágenes

Hemos registrado 91 ejemplos.

Registro: PUBLIC-AD4677
Tipo de objeto: COIN
Amplio período: ROMANO
Descripción: Un sestercio o & hellip de aleación de cobre completo
Flujo de trabajo: publicado

Registro: SF-BFDD4B
Tipo de objeto: COIN
Amplio período: ROMANO
Descripción: Un romano de aleación de cobre como, dupondius o sest & hellip
Flujo de trabajo: en espera de validación

Registro: OXON-0DEDA7
Tipo de objeto: COIN
Amplio período: ROMANO
Descripción: Una aleación de cobre incompleta Roman sestertiu & hellip
Flujo de trabajo: publicado

Registro: LIN-AB72FB
Tipo de objeto: COIN
Amplio período: ROMANO
Descripción: Sestercio romano de aleación de cobre de Crispina y hellip
Flujo de trabajo: en espera de validación


Pregunta la emperatriz romana

Livia: ¿Alguna vez te han culpado injustamente de algo?

Lollia paulina: ¿Te pareces a alguien de tu familia?

Messalina: ¿Alguna vez la gente ha cotilleado o difundido rumores sobre ti?

Agrippina la Joven: ¿Echas de menos a alguien en este momento?

Claudia octavia: ¿Alguna vez te has sentido eclipsado?

Poppaea Sabina: ¿Qué crees que es hermoso de ti?

Domitia Longina: Si pudiera iniciar su propio negocio o tienda, ¿cómo sería?

Pompeia Plotina: ¿Te sientes atraído por alguna rama o escuela de filosofía? De ser asi, cuales)?

Vibia Sabina: ¿Quiénes son tus poetas favoritos?

Faustina la Mayor: ¿Ha participado alguna vez en algún trabajo voluntario?

Faustina la Joven: Si pudieras viajar a cualquier parte del mundo, ¿a dónde irías?

Lucilla: ¿Está interesado en tener una carrera política?

Bruttia Crispina: ¿Está actualmente estresado por algo? ¿Qué pasa?

Julia Domna: ¿Quiénes son sus eruditos favoritos y por qué?


Notas al pie

[1] Las relaciones entre el Imperio, los cristianos y los judíos han sido discutidas por escritores realmente innumerables, comenzando por los Padres de la Iglesia. He consultado, entre los modernos: Mangold: De ecclesia primæva pro cæsaribus et magistratibus romanis preces fundente. Bonn, 1881. — Bittner: De Græcorum et Romanorum deque Judæorum et christianorum sacris jejuniis. Posen, 1846. — ​​Weiss: Die römischen Kaiser in ihrem Verhältnisse zu Juden und Christen. Viena, 1882. — Mourant Brock: Roma, pagana y papal. Londres, Hodder & amp Co. 1883. — Backhouse y Taylor: Historia de la Iglesia primitiva. (Edición italiana.) Roma, Loescher, 1890. — Greppo: Trois mémoires relatifs à l & # 8217histoire ecclésiastique. — Döllinger: Christenthum und Kirche. — Champagny (Comte de): Les Antonins, vol. i. — Gaston Boissier: La fin du paganisme, etc., 2 vols. París, Hachette, 1891. — Giovanni Marangoni: Delle cose gentilesche trasportate ad uso delle chiese. Roma, Pagliarini, 1744. — Mosheim: De rebus Christianis ante Constantinum. — Carlo Fea: Dissertazione sulle rovine di Roma, en Winckelmann & # 8217s Storia delle arti. Roma, Pagliarini, 1783, vol. iii. — Louis Duchesne: Le liber pontificalis. París, Thorin, 1886-1892. — G.B. de Rossi: Bullettino di archeologia cristiana. Roma, Salviucci, 1863-1891.

[2] Véase de Rossi: Bullettino di archeologia cristiana, 1888-1889, pág. 15 1890, pág. 97. — Edmond Le Blant: Comptes rendus de l & # 8217Acad. des Inscript., 1888, pág. 113. — Arthur Frothingham: Revista estadounidense de arqueología, Junio ​​de 1888, pág. 214.—R. Lanciani: Gli horti Aciliorum sul Pincio, en el Bullettino della comisionado arqueológico, 1891, pág. 132 La Roma cristiana subterránea, en el Atlantic Monthly, Julio de 1891.

[3] Véase Ersilia Lovatelli: Il Monte Pincio, en el Miscellanea archeologica, pag. 211. — Rodolfo Lanciani: Su gli orti degli Acili sul Pincio, en el Bullettino di corrispondenza archeologica, 1868, pág. 132.

[4] En el capítulo vi se encontrará una descripción de la hermosa villa de Herodes, contigua a las catacumbas de Pretextatus. págs. 287 y ss.

[5] Un cónsul suffecto era el elegido como suplente en caso de fallecimiento o jubilación de uno de los cónsules regulares.

[6] Lampridio, en Sev. Alex., C. 43.

[7] En el capítulo v., Pág. 122, de la Antigua Roma, he atribuido estos grafitis a la segunda mitad del siglo I, pero después de un examen detenido de la estructura de la pared, en cuyo yeso están rayados, estoy convencido de que deben haber sido escritos hacia finales del siglo II.

[8] Orelli, 4024, Digest L., iv. 18, 7.

[9] Véase Ulpian: De officio Procons., I. 3.

[11] Ver Greppo: Mémoire sur les laraires de l & # 8217empereur Alexandre Sevère.

[12] El nombre de la villa era Cassiacum, su memoria ha perdurado hasta la actualidad. Vea las memorias de Luigi Biraghi, S. Agostino a Cassago di Brianza. Milán, 1854.

[13] Ver Bullettino di archeologia cristiana, 1865, pág. 50.

[14] Contiene las palabras PETRO LILLVTI PAVLO. Seguramente son genuinos y antiguos. Los examiné en compañía de Mommsen, Jordan y de Rossi, y los atribuyeron al comienzo del siglo III de nuestra era. La mejor sugerencia con respecto a su origen es que pertenecen a una persona, probablemente cristiana, que usó el nombre Petrus como gentilitium y Paulus como cognomen, y que era hijo de Lillutus, por más bárbaro que suene este apellido.

[15] Véase de Rossi: Bullettino di archeologia cristiana, 1863, pág. 49. — Rohault de Fleury: L & # 8217arc de triomphe de Constantin, en el Révue archéologique, Septiembre de 1863, pág. 250.—W. Henzen: Bullettino dell & # 8217 Instituto, 1863, pág. 183.

[16] Ver Bibliografía, p. 1. El título del libro puede traducirse así: Sobre los objetos paganos y profanos transferidos a las iglesias para su uso y adorno.

[17] Los dos bustos de San Pedro y San Pablo, descritos en el libro de Cancellieri & # 8217, Memorie storiche delle sacre teste dei santi apostoli Pietro e Paolo, Roma, Ferretti, 1852 (segunda edición), fueron robados por los revolucionarios franceses en 1799.

[18] Ver Corpus Inscriptionum Latinarum, parte VI., No. 351.

[19] En el período bizantino, esta iglesia y el monasterio contiguo se llamaban casa Barbara patricia. Ahora están comprendidos dentro de los claustros de S. Antonio all & # 8217 Esquilino, en el lado izquierdo de S. Maria Maggiore.

[20] Estas incrustaciones, y la basílica a la que pertenecen, han sido ilustradas por Ciampini: Vetera monumenta, vol. I. placas xxii.-xxiv. — D & # 8217Agincourt: Histoire de l & # 8217art, Peinture, pl. xiii. 3. — Minutoli: Ueber die Anfertigung und die Nutzanwendung der färbigen Gläser bei den Alten, pl. iv. — De Rossi: La basilica di Giunio Basso, en el Bullettino di archeologia cristiana, 1871, pág. 46.

[21] Véase Andrea Amoroso: Le basiliche cristiane di Parenzo. Parenzo, Coana, 1891. — Mommsen: Corpus Inscriptionum Latinarum, vol. v. parte i. nos. 365-367.

[22] Véase Lovatelli: I labirinti e il loro simbolismo nell & # 8217 età di mezzo, en Nuova Antologia, 16 de agosto de 1890. — Arné: Carrelages émaillés du moyen âge. — Eugène Müntz: Etudes iconographiques et archéologiques sur le moyen âge .

[23] Véase Pietro Pericoli: Lo spedale di S. Maria della Consolazione. Imola Galeati, pág. 64.

[24] Publicado en dos volúmenes con el título: Indicazione delle immagini di Maria, colocate sulle mura esterne di Roma. Ferretti, 1853.

[25] La inscripción, después de todo, era muy suave en comparación con la fórmula violenta impuesta a Alejandro VII. Decía: & # 8220 En memoria de la absolución dada por Clemente VIII. a Enrique IV. de Francia y Navarra, 17 de septiembre de 1595. & # 8221

[26] El ánfora corresponde a 26,26 litros la metreta a 39,39 litros el modius a 8,75 litros. La libra, dividida en doce onzas, corresponde a 327,45 gramos, un poco más de 11-1 / 2 onzas inglesas.

[27] Ver Antichi pesi inscritti del museo capitolino, en el Bullettino della Commissione Archeologica Comunale di Roma, 1884, pág. 61, pls. vi., vii.

[28] Véase de Rossi: Bullettino di archeologia cristiana, 1864, pág. 57.

[29] Véase Acta purgationis Cæciliani, post Optati opp. ed Dupin, pág. 168.

[31] Véase Gaetano Marini: Iscrizioni doliari, pag. 114, n. 279. — Giuseppe Gatti: La lex horreorum, en el Bullettino della Commissione Archeologica Comunale di Roma, 1885, pág. 110.

[32] El lugar se llamó en tribus fatis, por las tres estatuas de sibilas descritas por Plinio, H.N. xxxiv. Ver gótico. I. 25.

[33] & # 8220 Sumérgete en la gran flor, que está adornada con tantas hojas, y de allí volvió a ascender A donde su amor permanece para siempre. & # 8221

De Roma pagana y cristiana, publicado originalmente en 1892, republicado bajo licencia de dominio público por Project Gutenberg, 26 de julio de 2007


Cómodo, emperador romano y gladiador

"¿Quién fue el peor emperador romano?" es una pregunta frecuente y difícil de responder por muchas razones. Uno de los menos importantes es "¿peor para quién?" Después de todo, Roma era una economía esclavista, por lo que un emperador bueno para la ciudad de Roma probablemente era malo para las personas que fueron conquistadas y esclavizadas. Sin embargo, tomado como "quién fue peor para Roma", la respuesta se vuelve más simple. Aunque hubo emperadores cuyos reinados tuvieron peores consecuencias para la ciudad, en general esos emperadores heredaron malas situaciones y las agravaron. Pero ningún otro emperador logró tomar una Roma en el apogeo de sus poderes y únicamente a través de su mala gestión destruirla como Cómodo.

Nerva, primero de los “buenos emperadores”.

La Roma que heredó Cómodo llegó al final del reinado de los "Cinco Buenos Emperadores". El primero de ellos fue Marcus Cocceius Nerva, un antiguo funcionario y consejero imperial. Nerva fue elegido emperador por el Senado romano después del asesinato de Domiciano, y aunque su reinado fue breve, hizo mucho para estabilizar la economía romana. También fue lo suficientemente inteligente como para saber cuándo su reinado comenzó a decaer, por lo que nombró a Trajano (un general popular) como su sucesor. Trajano fue sucedido por Adriano, quien, según la viuda de Trajano, había sido adoptado por Trajano en su lecho de muerte. Esto incluso podría haber sido cierto.

Adriano es un ejemplo de un emperador que fue bueno para Roma y malo para otras personas. Por ejemplo, los registros judíos de él generalmente siguen a su nombre con "que se le rompan los huesos". Hoy en día es más recordado por la construcción de un muro que marca el límite norte de la Gran Bretaña romana, pero también fue responsable de muchas otras obras públicas. Fue sucedido por Antoninus Pius, quien adoptó dos hijos: Lucius Verus y Marcus Aurelius. Cuando murió, lo sucedieron como co-emperadores, hasta ocho años después de su reinado, cuando Lucius murió de una enfermedad incierta. Marco Aurelio gobernó solo y se convirtió en el primero de estos emperadores en tener un hijo biológico para sucederlo. Que es, por supuesto, donde las cosas salieron mal.

Lucius Aurelius Cómodo y su hermano gemelo Titus Aurelius Fulvus Antoninus nacieron el 31 de agosto del año romano 914, hoy más conocido como 161 d.C. [1] Esto fue solo unos meses después de la muerte de Antoninus Pius. Su madre, Faustina, era en realidad la hija menor de Antonino, y aunque las historias posteriores la calumniaron como adulta en verdad, ella y Marco Aurelio parecen haber hecho una pareja sólida. Tuvieron trece hijos, con Titus y Cómodo como décimo y undécimo respectivamente. Pero en un triste reflejo de la mortalidad infantil en ese momento, aunque Cómodo era su séptimo hijo, era el único que sobreviviría hasta la edad adulta.

Cómodo cuando era niño.

Tito murió cuando él y Cómodo tenían cuatro años, y al año siguiente, Cómodo recibió oficialmente el rango de "César". Originalmente, Augusto había tomado el apodo de Julio César para enfatizar su conexión con el gran hombre, pero se había convertido en el indicador tradicional de que alguien debía ser considerado miembro de la familia imperial y, por lo tanto, estaba en la línea de sucesión. El hermano menor de Commodus, Marcus Annius Verus, también fue nombrado César, aunque murió en 169 d.C. a la edad de siete años después de que se intentó extirpar un tumor detrás de la oreja. Esto dejó a Cómodo como único heredero de Marco Aurelio, quien se convirtió en el único Emperador el mismo año.

Es notorio que Marcus lamentó la muerte de su hijo durante apenas cinco días. Su justificación fue que los juegos sagrados de Júpiter estaban en marcha, y era su deber sagrado como Emperador oficiar. En realidad, era muy propio de él evitar una demostración pública de dolor. Marco Aurelio tenía fama de "rey filósofo" y su filosofía era el estoicismo. De hecho, gran parte de nuestro conocimiento de esta escuela de filosofía proviene de sus escritos. El autocontrol y la libertad de la pasión eran claves para el estilo de vida estoico. Esta fue la cosmovisión estricta en la que se crió Commodus.

Hacia 172 d. C., Cómodo, de once años, acompañaba a su padre en campaña, junto con su madre Faustina. En ese momento, Marcus lideraba las fuerzas en el norte contra las tribus alemanas, que siempre causaban problemas en la frontera. Fue en reconocimiento a su rechazo que a Cómodo se le dio el título de “Germánico”, con el cual Marco, de manera un tanto ridícula, atribuyó al niño el motivo de la victoria romana. Esto fue parte de su intento de legitimar a Cómodo como heredero, ya que durante mucho tiempo la sucesión dinástica genuina como esta no había sido parte del sistema romano.

Cómodo como un joven en la toga de la hombría.

En el año 175 d. C., Cómodo se sometió a los ritos romanos de la virilidad y obtuvo el privilegio de llevar el atuendo de un ciudadano romano, una toga. Se sometió a estas ceremonias mientras su padre movilizaba al ejército para sofocar una revuelta en Egipto. Marco había caído enfermo y se habían difundido rumores de su muerte, lo que llevó al gobernador de Egipto, Avidius Cassius, a rebelarse. Egipto era una provincia de vital importancia ya que producía el grano que alimentaba a la ciudad de Roma. Por tanto, Marcus no perdió tiempo en movilizarse para sofocar esta revuelta, aunque resultó que no tenía por qué molestarse. Una vez que quedó claro que estaba vivo y la revuelta no tenía posibilidades de éxito, Casio fue asesinado por sus propios hombres, quienes enviaron su cabeza a Roma como prueba de que la revuelta había terminado.

Faustina murió en el invierno de 175, en una ciudad llamada Halala en la actual Turquía. A diferencia de cuando su hijo había muerto, Marcus lamentó profundamente la muerte de su esposa. Él renombró a Halala como Faustinopolis, y el Senado la deificó. A raíz de su muerte, Marco llevó a Cómodo a un recorrido por las provincias orientales, que culminó con una visita a Grecia, donde participaron en los ritos secretos de Deméter conocidos como los misterios de Eleusis. (Esto se había convertido en un símbolo de estatus para los romanos obsesionados con los griegos). Luego regresaron a Roma.

Durante los años siguientes, Marcus hizo todo lo posible para consolidar a Commodus como su heredero. Esto incluyó convertirlo en cónsul en 177, cuando solo tenía quince años. En ese momento era la persona más joven en ocupar lo que había sido (en los días de la República Romana) la posición suprema de poder de Roma. Ahora era simplemente una herramienta que el Emperador usaba para mostrar su favor. Después de este consulado, Marco nombró a su hijo co-emperador. Cómodo también se casó con Bruttia Crispina, una heredera de catorce años de una rica familia aristocrática romana. Los dos emperadores partieron luego hacia el frente norte, ya que las celebraciones de la victoria contra los alemanes habían sido un poco prematuras.

Una estatua de Marco Aurelio a caballo

Para entonces, Marco Aurelio tenía cincuenta y ocho años, una edad avanzada en aquellos tiempos. Mientras el ejército viajaba por Vindobona (la actual Viena), cayó enfermo y temió (correctamente) que esto pudiera ser su fin. Herodes de Antioquía [2] escribió más tarde que Marco estaba nervioso, pensando en gobernantes anteriores que habían ganado el trono a una edad temprana y habían sido corrompidos por él. También temía que los enemigos de Roma vieran esto como una oportunidad para actuar. Entonces convocó a todos sus amigos y parientes, les dijo que recordaran todo lo que había hecho por ellos y les pidió en memoria de él que actuaran como padres de su hijo después de que él se fuera. Al día siguiente murió y Cómodo se convirtió en emperador. Era solo la tercera vez en la historia romana que un gobernante había sido sucedido por su hijo biológico, al menos desde los días del último rey Tarquino el Orgulloso (¡enlace!) Seiscientos años antes, y la primera vez que uno había “nacido a la púrpura ”como el hijo del Emperador.

Cómodo comenzó su reinado poniendo fin a la campaña contra los bárbaros germánicos. Esto fue en contra de las enérgicas protestas de los consejeros y generales de su padre, quienes lo vieron como una traición a los doce años que habían pasado tratando de conquistar Alemania. Por otro lado, los soldados lo vieron como una oportunidad para escapar de los bosques infernales a lo largo del Danubio, donde hordas de bárbaros repentinamente los emboscarían y desaparecerían. Estaban encantados cuando (después de liderar una última salida contra una fuerza enemiga débil para poder declarar la "victoria") Cómodo los empacó a todos y se dirigió de regreso a las comodidades de Roma.

Una vez que regresaron a la Ciudad Eterna, Cómodo comenzó a sumergirse en todos los placeres de la carne que le había negado su estoico padre. He was uninterested in the details of running the Empire, so that fell to the advisors his father had left him, the Senate, and the Imperial Chamberlain. This last was a Greek man named Saoterus, a former slave who had been a friend of Commodus for years. Some sources insinuate that the two men were lovers, but whether that was true or not he was someone who Commodus trusted enough to run his empire for him.

Lucilla.

Marcus Aurelius had done a good job of clearing out any potential rivals to his son, with the result that Commodus got away with his laissez-faire approach for the first two years of his reign. In fact the first trouble came not from his rival, but from his wife Crispina’s. Lucilla, the elder sister of Commodus, had been the wife of Marcus’ co-emperor Lucius Verus. This had given her the rank of Augusta (or “Empress”), and after Faustina’s death she had been the First Lady of the Empire. Until Commodus became emperor, and his wife became the Augusta.

Lucilla had remarried to a senior senator named Tiberius Claudius Pompeianus, and she began conspiring with a group including the prefect of the Praetorian Guard to have her husband made emperor once Commodus had been removed. (The Praetorian Guard were officially the Emperor’s bodyguard, but in truth they were usually the ones involved in plotting against him.) Part of the plot involved framing Saoterus for the assassination, while they recruited one of Lucilla’s lovers, Quintianus, to do the actual killing. Pompeianus, Lucilla’s husband, was left out of the plot partially to give him clean hands and partially in case he had cold feet.

Of course, the entire plot hinged on Quintianus killing Commodus. He ambushed him from a doorway as the Emperor was returning from the theatre, but he bungled the job. Some sources say that he grandstanded before attacking Commodus and declared “This is a gift from the Senate!” If true, that was a statement that would have serious consequences. However it happened, he was overpowered by the Emperor’s bodyguards, and captured alive. It was a catastrophic failure.

The unfortunate Crispina.

Quintianus was tortured and gave up all the conspirators he knew of, including Lucilla. Most of them were executed. Lucilla, as a noblewoman, was simply forced into exile. (As was traditional, Commodus had her secretly murdered a few years later. Ironically poor Crispina, his wife, would suffer the same fate six years later. Her crime, laid by her constantly unfaithful husband, was “adultery”.) Quintianus didn’t know about the Praetorian involvement, but the prefect (Tarrutenius Paternus) had already murdered Saoterus “resisting arrest” for his part in the conspiracy. Commodus was enraged and had Paternus arrested and executed. He was replaced by his second in command, Tigidius Perennis, who managed to cover up his own involvement in the conspiracy. In fact Perennis ingratiated himself with Commodus enough to take over Saoterus’ position as right hand man to the emperor.

Though Perennis was now Commodus’ trusted steward, he had enough other duties that he did not act as chamberlain for the imperial household. That job went to Marcus Aurelius Cleander, a freedman like Saetorus had been. (”Freedmen”, former slaves, were forbidden from pubic office and so naturally gravitated in to civil service.) Cleander soon gained Commodus’ trust by agreeing to “marry” one of the emperor’s mistresses, though of course this was solely for the sake of appearances. Commodus had no idea that Cleander was one of those who had carried out the murder of his friend Saoterus.

Commodus in a hunting costume, a 19th century drawing of an ancient statue.

The attempt on his life broke Commodus out of his complacency and left him in a dangerously paranoid state. Dangerous, that is, for those around him. Perennis took advantage of this paranoia to direct Commodus in a purge of the senate, a purge that just happened to sweep up both political enemies of Perennis and rich men whose property he was able to confiscate. Commodus was mollified by this, enough that he didn’t notice how Perennis was buttering up the army with gifts and maneuvering his sons into command positions.

The ancient histories are divided on whether Perennis was plotting to overthrow Commodus and Cleander took advantage of it, or if Cleander framed the prefect. The first rumbling came several years after the Lucilla incident, when someone invaded the stage and denounced Perennis. The prefect managed to convince the emperor that this was a lie, and the man was executed. However the following year when some soldiers were reassigned from Britain to Italy they asked for permission to see the emperor. They had been under the command of Perennis’ son in Britain, and they had coins allegedly minted there showing Perennis as emperor. Based on that evidence Commodus ordered Perennis and his entire family executed. This left Cleander effectively in control of the empire.

That was bad news for the empire. Perennis might have been corrupt and scheming, but he had a career of command and was a competent administrator. Cleander was not. He ran the empire as a bandit king, seeking only to extract the maximum amount of profit he could out of it. Public offices had always informally been sold off, but Cleander raised it to an art form. Senatorial positions, governorships, army commands, all could be had for a price. Even the consulship, once the highest rank in Roman society, could be bought. In 190 AD, ten years into the reign of Commodus, there were 25 consuls all of whom had paid for the privilege. In the meantime the infrastructure of the empire was beginning to crumble, and cracks were starting to appear.

A statue of Commodus in gladiator armour.

What was Commodus doing while his empire was falling apart? Playing at being a gladiator, of course. All of Rome was fascinated by the gladiatorial games, where men risked their lives for the screaming crowds. The fact that Commodus loved the games (and generously financed them) was part of why he was so popular among the people of Rome. But thought they loved the games, the Romans in general had little but contempt for the actual gladiators themselves. Perhaps they wouldn’t have been unable to stand the slaughter otherwise. Regardless, it became a national scandal when Commodus decided he didn’t just want to watch the games. He wanted to take part.

Now Commodus did train hard for his role as a gladiator. He had loved sports since he was a child, and he pushed himself into excellent physical shape. However there’s no getting around that he never did really put his life at risk. His opponents were usually weakened and given weapons made of soft lead, no match for the emperor’s steel. They also knew that if they wounded him they would almost certainly be killed, while if they put up a good show but were defeated then the “gracious” emperor would probably spare them. It’s not surprising then that Commodus soon began to think of himself as the greatest gladiator of all time. In the meantime the aristocrats of Rome began spreading rumours that Commodus was not the son of Marcus Aurelius, but that his mother Faustina had conceived him during an affair with a gladiator.

“Pollice Verso” (”Turned Thumb”) by Jean-Leon Gerome. The victorious gladiator is armed as a secutor, just as Commodus would have been.

Not all of his opponents in the arena were gladiators, or even human. Commodus began to think of himself as one of the great mythic heroes, and so he decided that he should fight “monsters”. Sometimes these were exotic animals like giraffes, but all too often they were people who had some “amusing” disability. Dwarfs and people missing limbs (from accident or birth) were a particular favourite. They would be captured on the street or bought as slaves, and then sent into the arena so that Commodus could kill them for sport. This was one of the things that hurt the emperor’s popularity, not because the public found it barbaric but because they found it boring. Sometimes Commodus would also show off his archery skills, and on one notable occasion he decapitated an emu with a single arrow.

Despite all of this Commodus remained very popular with the people of Rome, which is why when there was a food shortage in 190 AD they didn’t blame him for it. They blamed Cleander. This was exactly what the prefect in charge of the grain supply, Papirius Dionysius, had hoped for. He had been prefect of Egypt until the previous year, when Cleander had displaced him in favour of someone who had paid more. When the grain supplies were interrupted, Dionysius should have used the reserves to prevent the people of Rome from starving. He didn’t, they did, and they rioted.

Commodus probably wouldn’t have paid that much attention to the civil unrest in Rome, except that the rioters found the one place that he wouldn’t ignore them – the arena of the Circus Maximus. A protest during a horse race led Commodus to dispatch the Praetorian Guard to pacify the streets. The prefect of Rome, a well-respected general named Pertinax, decided that this was an illegal use of the guard and sent the Vigiles Urbani (the City Watch, a combination of firemen and police) to prevent them from interfering with the rioters. Eventually Commodus decided that it would make his life easier to give them what they wanted. He handed over Cleander, who was promptly murdered. After things had calmed down, Commodus discovered that it was Papirius Dionysius who had fanned the flames and had him executed.

One of the many statues of Commodus-as-Hercules.

Tiring of the failures of his henchmen, Commodus now decided to take a more active role in governing the city. He was sure that he could do a good job of it, because he had now decided that he was a god. Specifically he had decided that he was the god Hercules reborn. In order to showcase this he had statues made showing him with the hero’s iconic lion skin and club – the same club he used to beat cripples and other unfortunates to death in the arena. The statues included the great Colossus of Nero next to the Colosseum, a 30-foot statue of Nero that later emperors had already transformed into the sun god Sol Invictus. Commodus beheaded the unconquered sun and replaced it with his own visage.

Commodus didn’t stop at declaring himself a god, though. By now between his imperial names and self-bestowed titles his full name was Lucius Aelius Aurelius Commodus Augustus Herculeus Romanus Exsuperatorius Amazonius Invictus Felix Pius. That made twelve names, the same as the number of months in the year. This wasn’t a coincidence, as Commodus officially renamed the months after each of his names. He went even further, though. After Rome was ravaged by a fire in 191 AD and needed extensive rebuilding, he decided it was no longer Rome. Rome was now “Colonia Lucia Annia Commodiana”, and its people were now “Commodianus”.

Unsurprisingly this was the point at which Commodus’ popular support began to fade. This was only partially due to the megalomania. It was also due to the economic mismanagement which meant that paying for the much-needed rebuilding work was difficult. Telling Commodus about any of these problems was an easy way to wind up dead, of course. It’s not surprising that plots against soon began, very discreetly, to spring up.

“The Emperor Commodus Leaving the Arena at the Head of the Gladiators”, by Edwin Howland Blashfield. Fuente

Legend has it that the trigger for the final plot against him was his plan for the New Year’s Day celebration at the end of 192 AD. This was one of the most sacred occasions in the Roman calendar, and his plan was to commemorate it with a procession of gladiators from the Colosseum to the Imperial Palace. He himself would take part in this procession as a gladiator. Commodus told his mistress Marcia about this plan and she was unable to stop herself from crying out against it. Later that day she walked into a scribe carrying messages, and while she was helping him gather them up she noticed her own name on a list of those scheduled for execution. She realised that if she didn’t do something, then she was doomed.

That’s one story of events, at least. Another more likely version is that the Praetorian prefect Quintus Aemilius Laetus and the chamberlain Eclectus formed a conspiracy to eliminate Commodus before they went the way of Perennis and Cleander. They recruited Marcia because of her access to the emperor and made a quiet agreement with the prefect Pertinax, a man well-respected by the Senate, people and army. When the throne was vacant Pertinax would step in with clean hands, and in return he would make sure that no reprisal for the death of Commodus fell on them.

The conspirators struck on New Year’s Eve, the last day of 192 AD. Originally Marcia tried to poison the emperor, but poisoning back then was often a hit and miss affair. Most versions of the story have Commodus feeling ill and forcing himself to vomit, though it’s uncertain whether he knew he was poisoned. Either way he retreated to his bath to try to sober up. Subtlety having failed, the conspirators went to their backup plan. They sent in one of the few people allowed to access the emperor’s bathroom, his personal trainer Narcissus. Narcissus then strangled the emperor to death. The earthly reincarnation of the god Hercules was no more, murdered at 31 years old.

The Death of Commodus, from a history book published in 1900.

Nowadays Commodus is best remembered as the villain of Ridley Scott’s movie “Gladiator”, a sneering and arrogant portrayal by Joaquin Phoenix. The movie is far from historically accurate. Its protagonist, Maximus, is entirely fictitious. Its version of Lucilla might as well be. It has Marcus Aurelius murdered by Commodus for planning to return Rome to being a Republic something that would have been wildly out of character for the stoic authoritarian. It drastically alters the death of Commodus, of course. But the single biggest lie in the movie is when it implies that the death of Commodus led to a happy ending for Rome. The truth was far from that.

At first, events after the emperor’s death went exactly according to plan. The senate acclaimed Pertinax as emperor, damned the memory of Commodus, and undid all his ambitious renaming. Unfortunately Pertinax miscalculated when he tried to reign in the Praetorian Guard. Having had their prefects effectively running the country several times in the last ten years they had grown use to lax discipline and hefty bribes. When Pertinax failed to come up with enough to satisfy him they murdered him on the steps of the imperial palace.

With Pertinax dead, there was no longer a “natural successor” to Commodus. The Praetorians decided to auction off the throne, and it was bought by a senator named Didius Julianus. Meanwhile three governors in different parts of the empire went into rebellion. Esta fue la razón por la que el año 193 d.C. se conoció como el Año de los Cinco Emperadores, y pasarían años de guerra civil antes de que uno de esos gobernadores prevaleciera y se convirtiera en emperador indiscutible.

Joaquin Phoenix como Cómodo. Fuente

History has not been kind to Commodus. To be fair, he probably doesn’t deserve kindness. But he also probably doesn’t deserve to be given sole credit for destroying the Roman Empire, as some historians claim. The long-term worst decision he made was probably to abandon the northern campaign, as that left barbarians who would ravage and eventually destroy the Western Empire. But conquering them would merely have exacerbated the other problem that destroyed Rome: that the Empire simply grew too large to live. Controlling it required powerful independent governors, exactly like those who rebelled after the death of Pertinax. But the real reason Commodus should not get that blame for “destroying” Rome is that it would not be until 400 years after his death that the Western Empire finally fell. There are a lot of modern countries that have not been around for half that amount of time. Empires are resilient things, and it takes more than one bad ruler to kill them off even one so undeniably bad as Commodus.

Images via wikimedia except where stated.

[1] The “AD” system of years didn’t become common until about six hundred years later, and wasn’t universally adopted in Europe until the 15th century.

[2] Herodian was writing about fifty years later, and his accuracy has been hotly debated over the years. Though he did live through the times he wrote about, like most contemporary writers he did have his own politics that he brought to the table. He’s still one of our best sources for a crucial period in Roman history, of course.


Ver el vídeo: Livia Drusila, la primera emperatriz romana. (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Abu Bakr

    Bien hecho, esta notable oración solo necesita ser dicha.

  2. Edrick

    No ha entendido todo.

  3. Laertes

    Tu oración brillantemente



Escribe un mensaje