La historia

Reseña: Volumen 5 - Viajes

Reseña: Volumen 5 - Viajes


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ya sea que desee disfrutar de unas relajantes vacaciones en Asia, un viaje de mochilero por Sudamérica, un viaje por carretera en los EE. UU., Un recorrido cultural por Europa o un safari en África, tenemos la colección de hoteles más inspiradora y ecléctica, casas de huéspedes, botes, albergues, spas y casas flotantes que puede solicitar. Simplemente hojee las páginas de esta nueva recopilación de lugares de ensueño para planificar sus próximas vacaciones, donde sea que estén. Los puntos destacados incluyen: en Kerala, India, casas flotantes estilo Star Wars de aspecto futurista hechas de cañas de bambú, hojas de palma y fibras de coco; el mejor lugar para una deliciosa taza de café: un hotel de lujo y spa en una plantación de Java en (lo adivinaste) Java; un spa ayurvédico en el Himalaya donde nada importa más que la paz y la relajación; una exuberante choza keniana de paredes abiertas construida con troncos de árboles y protegida del sol por un suntuoso techo de paja; El elegante hotel azul y blanco de Gio Ponti ubicado en los acantilados de Sorrento, Italia; un elegante albergue en Napa Valley, California, donde puede quedarse durante su tour de cata de vinos; un rancho histórico ubicado en un oasis del Valle de la Muerte; un hotel de adobe en el desierto chileno; en el desierto de sal de Uyuni en Bolivia, un hotel construido íntegramente con sal; y un "albergue ecológico" en una reserva natural en la selva amazónica.


La historia de Cambridge de la escritura de viajes

Envíe un correo electrónico a su bibliotecario o administrador para recomendarle que agregue este libro a la colección de su organización.

Descripción del libro

Reuniendo contribuciones originales de académicos de todo el mundo, este volumen traza la historia de la escritura de viajes desde la antigüedad hasta la era de Internet. Examina textos de viajes de varias tradiciones nacionales o lingüísticas, presentando a los lectores los contextos globales del género. Desde la naturaleza hasta lo urbano, desde Nigeria hasta las regiones polares, desde las montañas hasta los ríos y el desierto, este libro explora algunos de los lugares clave y las características físicas representadas en la escritura de viajes. Los capítulos también consideran el empleo en la escritura de viajes del diario, la carta, las imágenes visuales, los mapas y la poesía, así como la relación de la escritura de viajes con la ficción, la ciencia, la traducción y el turismo. Los enfoques ecocríticos y de género se encuentran entre los encuestados. Juntos, los treinta y siete capítulos aquí subrayan la riqueza y complejidad de este género.

Reseñas

“… Esta colección editada ofrece un tratamiento accesible de la escritura de viajes británica y continental. Todos los ensayos están escritos en prosa sencilla, respaldados por ricas notas a pie de página ».

C. L. Bandish Fuente: Choice

"... un volumen admirable que combina una fiabilidad sólida como una roca con el estilo imaginativo necesario para participar en un género tan elusivo y, sin embargo, tan históricamente pedigrí, como la escritura de viajes ... espléndido proyecto colectivo, una alegría y una educación para leer ..."


Notas al pie

[^ 1] Para obtener más información sobre solicitudes expeditas para la adjudicación de solicitudes de asilo, consulte el Manual de procedimientos de asilo afirmativo (PDF, 1,83 MB), Sección III.B. Categorías de casos, Parte 7, Procesamiento expedito requerido y la página web Programación de entrevistas de asilo afirmativo. Las solicitudes urgentes para casos de refugiados deben dirigirse al Centro de apoyo al reasentamiento del Departamento de Estado de los EE. UU. Correspondiente, que facilita informar a la parte correspondiente de la solicitud urgente.

[^ 2] USCIS actualizó su política con respecto a las solicitudes para agilizar las solicitudes o peticiones el 9 de junio de 2021, la actualización entró en vigencia a partir de la publicación.

[^ 3] Una solicitud o respuesta presentada a tiempo significa una solicitud o respuesta que se presentó antes de la fecha límite correspondiente; no es necesario presentar la solicitud lo antes posible. Si el solicitante no presentó oportunamente una solicitud o respuesta, el solicitante debe demostrar que dicho incumplimiento se debió a circunstancias fuera del control del solicitante.

[^ 4] Por ejemplo, el solicitante está gravemente enfermo y tiene una necesidad crítica de viajar para obtener tratamiento médico en un período de tiempo limitado, o donde la seguridad de una persona vulnerable puede verse comprometida debido a una violación de la confidencialidad si hay una demora en la tramitación de la solicitud de beneficios. Ver 8 U.S.C. 1367. En general, el deseo de un solicitante de beneficios de viajar de vacaciones no se ajusta a la definición de emergencia.

[^ 5] Por ejemplo, una organización que difunde en áreas regionales para promover intereses democráticos.


Una historia del comité de revisión científica del DSM-5

Este artículo describe la historia del Comité de Revisión Científica (SRC) para el DSM-5 y revisa sus antecedentes, procedimientos y procesos deliberativos, y marco conceptual / filosófico. Se revisan los resultados de su trabajo y los temas más importantes y polémicos que surgieron en sus gestiones. El papel central del SRC fue proporcionar una revisión externa para todas las propuestas de cambio de diagnóstico en el DSM-5, evaluarlas en su nivel de apoyo empírico utilizando reglas de evidencia estructuradas objetivamente acordadas de antemano y hacer las recomendaciones apropiadas al liderazgo de los estadounidenses. Asociación Psiquiátrica. Si bien la creación del SRC requirió una gran cantidad de trabajo adicional por parte del SRC, los grupos de trabajo y el Grupo de trabajo del DSM-5, el SRC logró aumentar el enfoque en los estándares empíricos para el cambio nosológico y proporcionar un mayor grado de coherencia. y objetividad en el proceso de revisión del DSM. El artículo concluye con recomendaciones, basadas en lecciones aprendidas, para esfuerzos similares que podrían incluirse en futuras iteraciones de nuestra nosología psiquiátrica.


¿Por qué comprar una guitarra de salón?

Entonces, ¿por qué elegir una guitarra de salón? En realidad, solo hay una buena respuesta a esta pregunta y puede que sea una que te guste o no:

Porque te gusta.

Es así de simple. Seguro, viaja bien y tiene una sensación & # 8220vintage & # 8221. Tiene un mástil de tamaño completo y un sonido agradable. Pero también le falta un poco de rango dinámico y volumen.

Lo mejor que puede hacer, como dije anteriormente, es comparar la guitarra de salón y la guitarra de viaje mientras está en la tienda (y aquí hay algunos consejos sobre cómo probar su guitarra en Tienda). Vea cuál se siente mejor en sus manos y suena mejor en su oído. A menos que sea un coleccionista de guitarras que intente agregar una guitarra determinada a su colección, no se preocupe por el nombre & # 8220parlor & # 8221. Solo encuentra una guitarra que te guste.


Revisión de "Prisioneros de la historia": el uso y abuso del pasado

La estatua de Iwo Jima en el Memorial de Guerra del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos en Arlington, Virginia.

Se ha convertido en una obviedad que los monumentos hablan de la época en que se construyeron y de la época en que conmemoran. Y que lo que les oímos decir cambia. En momentos de agitación política, la forma en que elegimos recordar —incluso lo que recordamos— puede reconfigurarse drásticamente. Aquí en los EE. UU., No pocas estatuas están siendo retiradas de los lugares de honor. Y en todo el mundo, hemos visto monumentos a modelos de regímenes anteriores desplazados o reducidos a escombros. Algunos aplauden esta iconoclasia como un reconocimiento de los legados de la opresión, otros se quejan de que el pasado se cancela en función de los valores actuales.

Sin embargo, los monumentos a la Segunda Guerra Mundial se han mantenido notablemente estables. Hasta aquí. A pesar de que nuestra comprensión de esa terrible guerra se ha vuelto más compleja y matizada, los monstruos caricaturescos han permanecido alojados en nuestra imaginación histórica, al igual que los heroicos esfuerzos realizados para derrotarlos. En los EE. UU., Donde la mayoría de los héroes de épocas anteriores han sido reducidos a su tamaño, la imagen de "La generación más grande" todavía se mantiene viva en la mente de muchos. El historiador británico Keith Lowe sabe todo sobre el respeto patriótico por lo que Winston Churchill llamó "su mejor momento". También conoce las horas que siguieron. En sus libros "Inferno: The Fiery Destruction of Hamburg, 1943" (2007) y "Savage Continent: Europe in the Aftermath of World War II" (2012), se centró en la destructividad masiva del conflicto. Ahora, en "Prisioneros de la historia: lo que nos dicen los monumentos de la Segunda Guerra Mundial sobre nuestra historia y sobre nosotros mismos", analiza las formas en que un conjunto diverso de países han conmemorado ese sangriento conflicto, que preparó el escenario para el mundo en el que todavía vivimos.

Lowe ha visitado monumentos de todo el mundo, desde Auschwitz hasta Volgogrado y Jersey City. No es historiador del arte, tiene poco que decir sobre los detalles arquitectónicos o los cambios sutiles en el simbolismo. Su libro, a diferencia del brillante trabajo de James E. Young, tampoco explora las intrincadas formas en que se procesan los traumas públicos. Lo que sí hace "Prisioneros de la historia", y lo hace bien, es explicar por qué grupos en cada país construyeron los monumentos en primer lugar y cómo los cambios en la política y las relaciones internacionales afectaron las interacciones con ellos después.

Al pintar una imagen poderosa de la brutal invasión japonesa de China, el Sr. Lowe nos sumerge en los horrores de las masacres y la violencia sexual organizada en Nanjing. También nos da una idea de cómo las fuerzas políticas cambiantes en la China comunista hicieron posible recordar este trauma, y ​​cómo el gobierno chino en los años de la posguerra utilizó las tensiones con Japón para propósitos que poco tenían que ver con aceptar este pasado profundamente doloroso. Ya sea que esté escribiendo sobre lugares remotos donde es un turista bien informado o ciudades europeas donde ha realizado una investigación profunda, el Sr. Lowe es un guía seguro que encuentra fuentes en cada ciudad para hacer que nuestra experiencia de los monumentos sea más significativa.

Me fascinó leer sobre la afición rusa por los monumentos masivos. La narrativa de Lowe's se vuelve aún más convincente cuando llega a Italia y al monumento "más íntimo" de los combatientes de la resistencia en Bolonia. "En el siglo XXI", escribe, "a todas las naciones les gusta creerse una nación de héroes, pero en el fondo, la mayoría de las naciones están empezando a pensar en sí mismas como víctimas". Después de todo, "los mártires son intocables".


Otros altavoces portátiles con Bluetooth que probamos

En pocas palabras, Ultimate Ears Megaboom 3 es uno de los mejores altavoces portátiles que puede comprar. Suena fantástico, ofrece un potente golpe en los graves, más detalles de los que cabría esperar en los agudos y un rango medio claro y presente. Gracias a su escenario de sonido equilibrado de "360 grados" (en el que el sonido está diseñado para distribuirse desde todos los lados), iríamos tan lejos como para decir que es posiblemente el mejor altavoz para el sonido en su clase de precio, con solo el Charge 5 y Sonos Roam para ser rivales.

El Megaboom 3 también está construido como un tanque, con un exterior táctil de dos tonos que lo mantiene a salvo del polvo y el agua (su clasificación IP67 significa que puede sumergirse junto con nuestras otras mejores selecciones). Es casi activamente duro, suplicándote que lo lances como un proyectil o que lo tires a tus amigos en un intento de sacarles las piernas. También tiene una aplicación sólida, que le permite hacer cosas como sintonizar EQ, conectarlo a otros altavoces Megaboom en modo fiesta (con un grupo increíblemente grande de hasta 150 posibles), e incluso usar su botón superior para llamar directamente a un servicio de streaming preprogramado.

El Megaboom 3 es una elección natural para el mejor altavoz Bluetooth de su arsenal, pero se queda atrás del Sonos Roam en un par de áreas clave. Por un lado, no tiene Wi-Fi ni la inteligencia como el Roam (el Roam ofrece la misma funcionalidad que el altavoz inteligente Alexa o Google para el hogar cuando está conectado a Wi-Fi). El Megaboom 3 tampoco se puede utilizar como parte de un sistema de sonido de varios altavoces. Y aunque sus 20 horas de duración de la batería son enormes en comparación con el Roam (y la mayoría de los demás altavoces), descubrimos que duró varias horas menos de lo anunciado a volumen medio.

En particular, si bien el Megaboom 3 es una maravilla de audio, simplemente no es tan portátil. Si bien es fácil moverse por la casa o tirar en el automóvil, a diferencia del Roam y el Flip 5, es más difícil de caber en una mochila o bolso para viajar. Sin embargo, si solo lo va a dejar en el patio para hacer barbacoas y no necesita Wi-Fi, el Megaboom 3 es un altavoz Bluetooth increíble con un sonido tan potente y claro como cualquier otro que pueda encontrar en su tamaño.

Faltan algunas características clave

Suponga que está loco por la línea Flip de altavoces Bluetooth de JBL, pero su teléfono sigue muriendo mientras está en la playa o en una caminata. Antes de salir corriendo y comprar una batería portátil, debería echarle un vistazo al excelente JBL Charge 5.

El Charge 5 es esencialmente dos productos en uno: tiene el mismo factor de forma general, calidad de sonido robusta, controles intuitivos y clasificación IP67 que el excelente Flip 5, solo que agrega carga USB de paso. Con 20 horas de duración de la batería, el Charge 5 puede mantener la reproducción de sus canciones durante casi un día completo mientras carga simultáneamente su teléfono inteligente, tableta o cualquier otra cosa que desee enchufar allí. Simplemente conecte el cable de carga de su teléfono en la parte posterior del Charge 5 y tendrá garantizado casi un día completo de música.

También vale la pena mencionar que el Charge 5 no se queda atrás en lo que respecta a la calidad del sonido. Suena incluso más potente que el Flip 5 de JBL, ya que proporciona graves más potentes, un soporte de rango medio sólido y produce detalles sólidos y agradables en música y podcasts. Es lo suficientemente grande como para proporcionar suficiente volumen para una pequeña reunión en el patio trasero, pero puede estar un poco perdido en medio de una fiesta ruidosa.

El único inconveniente de este altavoz es que definitivamente está pagando más por la funcionalidad de carga de la batería cuando compara el Charge 5 con algo como el Flip 5, y si no ha tenido problemas con la batería, puede que no tenga sentido elegir este. uno arriba. Pero también es muy poco probable que te arrepientas de tener esta funcionalidad si la tuvieras: el teléfono o la tableta de alguien está siempre en las últimas, y el Charge 5 está aquí para recuperarlo. También vale la pena mencionar que el Charge 5 es bastante voluminoso: esa gran batería de tipo banco de carga necesita espacio y reduce la portabilidad aquí. Si eres

El powerbank incorporado es muy útil

No todos querrán / necesitarán la función de carga adicional

Si quieres el altavoz Bluetooth más grande, más ruidoso y más emocionante que puedas comprar, Boombox 2 de JBL escribió el libro sobre "en tu cara". Con toda seriedad, al igual que con muchos altavoces JBL, el Boombox 2 está impecablemente diseñado, redondeado, robusto y pesado, y tiene la presencia de audio para igualar su gran tamaño. Si bien muchos de los altavoces de esta lista son del tamaño de una lata de refresco, el JBL Boombox 2 es un ... bueno, ya ve, es un boombox. Un boombox teñido en la lana, para caminar por la calle y llevarlo al hombro.

Hay muchos lugares donde un altavoz Bluetooth más pequeño y tradicional podría servirte mejor. Usamos el Boombox 2 durante varias semanas mientras esperábamos que llegaran otros parlantes Bluetooth para su evaluación. Como nos dio una serenata en nuestra cocina todos los días, probablemente nunca establezcamos el volumen a más del 50% de su máximo. Este altavoz Bluetooth es muy, muy ruidoso; dicho esto, también suena muy bien, con una presencia de graves más que amplia y buena claridad en todo el espectro de frecuencias. Llena incluso las habitaciones más cavernosas, se escucha fácilmente en una conversación de fiesta, las olas del océano o el zumbido de las herramientas eléctricas cercanas.

También es resistente, se puede sumergir gracias a una clasificación de resistencia al agua IPX7 y está diseñado con puertos cubiertos, lo que significa que puede llevarlo en cualquier lugar (dentro de lo razonable). Y con la función "PartyBoost" de JBL, incluso puede agregar altavoces JBL adicionales (aunque no estoy seguro de por qué debería hacerlo).

Entonces, ¿por qué no es este el altavoz Bluetooth número uno? En pocas palabras, es demasiado para la mayoría de las personas, incluso si es demasiado bueno. Es (relativamente) enorme, pesado, caro y ofrecerá rendimientos decrecientes para situaciones cotidianas casuales. Sin embargo, si tiene los fondos y desea un altavoz Bluetooth que pueda ser lo suficientemente matizado para una noche discreta y lo suficientemente fuerte como para que lo escuchen en Marte, este es el que debe conseguir.

Clip 4 de JBL no tiene derecho a sonar tan bien como lo hace. Si bien tendrá que limitar sus expectativas en lo que respecta a la respuesta de graves para cualquier altavoz de este tamaño, debe limitarlas mucho menos con este altavoz que con modelos comparables de hace unos años. Y el sonido impresionante es solo uno de los aspectos atractivos de este colgador del tamaño de una pinta.

La cuarta generación de la popular línea Clip de JBL ha mejorado con respecto a su predecesora de múltiples maneras, desde un mango más resistente y ergonómico hasta nuevos amortiguadores de goma en su parte trasera para evitar que retumbe en una encimera o se distorsione cuando los graves aumentan. El altavoz también tiene botones de control más accesibles, incluidos controles frontales de goma y controles laterales para emparejar y encender que puede identificar con la punta de los dedos. (Aunque es una advertencia, también son un poco más fáciles de presionar accidentalmente).

Si hay una parte del modelo de forma ovalada que no nos entusiasma, es el aspecto extremadamente llamativo del nuevo logotipo lo que no le permite olvidar qué marca hace este dispositivo de acompañamiento. Pero ese es un pequeño precio a pagar por un altavoz de este bolsillo que suena tan bien.

Volviendo a la calidad del sonido, este es uno de los pocos altavoces de su tamaño que realmente disfrutamos escuchando. Ofrece detalles relativamente impresionantes para todo, desde jazz hasta podcasts, y aunque el hip-hop perderá algo de brillo, especialmente si intentas subir el ritmo, es el altavoz perfecto para la ducha. También se combina bien con escapadas en las que simplemente no desea traer algo más grueso como un Ultimate Ears Megaboom o incluso los propios modelos Flip o Charge de JBL.

Con 10 horas, la duración de la batería no es increíble, pero te permite usarla durante más de un día y un puerto USB-C abierto facilita la carga. Con una clasificación IP67, el altavoz es resistente al polvo y se puede sumergir, aunque no flota, por lo que no querrá dejarlo caer en un lago. Se conecta a través de Bluetooth 5.1 para una conexión sólida desde más de 30 pies.

En cuanto a las desventajas, el Clip 4 no incluye un altavoz como su predecesor, ni se empareja con altavoces complementarios a través de una aplicación. Sus bordes redondeados significan que también necesitará sujetarlo o colocarlo plano, lo que puede no siempre ser conveniente para la dispersión del sonido.

Dejando de lado esas objeciones, si está buscando un altavoz realmente portátil con buen sonido que no rompa el banco, tendrá dificultades para superar el Clip 4. Por supuesto, si desea una experiencia muy similar pero prefiere Ahorre un poco de dinero, podría intentar localizar el Clip 3 anterior. Suena un poco más elegante que el Clip 4, pero funcionará bien como altavoz de ducha si lo puede encontrar con un buen descuento.


Reseña: Volumen 5 - Viajes - Historia

Los viajes son una fuerza poderosa en la aparición de enfermedades. La migración de humanos ha sido la vía para la diseminación de enfermedades infecciosas a lo largo de la historia registrada y continuará dando forma a la aparición, frecuencia y propagación de infecciones en áreas geográficas y poblaciones. El volumen, la velocidad y el alcance actuales de los viajes no tienen precedentes. Las consecuencias del viaje se extienden más allá del viajero hacia la población visitada y el ecosistema. Cuando viajan, los seres humanos portan su estructura genética, las secuelas inmunológicas de infecciones pasadas, las preferencias culturales, las costumbres y los patrones de comportamiento. Los microbios, los animales y otras formas de vida biológica también los acompañan. El movimiento masivo actual de humanos y materiales prepara el escenario para mezclar diversos grupos genéticos a velocidades y combinaciones previamente desconocidas. Los cambios concomitantes en el medio ambiente, el clima, la tecnología, el uso de la tierra, el comportamiento humano y la demografía convergen para favorecer la aparición de enfermedades infecciosas causadas por una amplia gama de organismos en los seres humanos, así como en plantas y animales.

Muchos factores contribuyen a la aparición de enfermedades infecciosas. Los que se identifican con frecuencia incluyen la adaptación y el cambio microbianos, la demografía y el comportamiento humanos, los cambios ambientales, la tecnología y el desarrollo económico, el desglose de las medidas de salud pública y la vigilancia, y los viajes y el comercio internacionales (1-4). Este artículo examinará el papel fundamental de los viajes globales y el movimiento de la vida biológica en la aparición de enfermedades infecciosas. También examinará las formas en que los viajes y el movimiento están indisolublemente ligados en múltiples niveles a otros procesos que influyen en la aparición de enfermedades.

Los viajes son una fuerza poderosa en la aparición y propagación de enfermedades (5). El volumen, la velocidad y el alcance actuales de los viajes no tienen precedentes. Las consecuencias de la migración se extienden más allá del viajero hacia la población visitada y el ecosistema (6). Los viajes y el comercio preparan el escenario para mezclar diversos grupos genéticos a velocidades y combinaciones previamente desconocidas. El movimiento masivo y otros cambios concomitantes en factores sociales, políticos, climáticos, ambientales y tecnológicos convergen para favorecer la aparición de enfermedades infecciosas.

La aparición de enfermedades es compleja. A menudo, varios eventos deben ocurrir de manera simultánea o secuencial para que una enfermedad emerja o resurja (Tabla 1) (6). Los viajes permiten que un microbio potencialmente patógeno se introduzca en una nueva área geográfica; sin embargo, para que se establezca y cause una enfermedad, un microbio debe sobrevivir, proliferar y encontrar una manera de ingresar a un huésped susceptible. Cualquier análisis de emergencia debe considerar un proceso dinámico, una secuencia de eventos, un medio o ecosistema.

El movimiento, los patrones cambiantes de resistencia y vulnerabilidad y la aparición de enfermedades infecciosas también afectan a las plantas, los animales y los insectos vectores. El análisis de estas especies puede aportar importantes lecciones sobre la dinámica de las enfermedades humanas.

Para evaluar el impacto de los viajes en la aparición de enfermedades, es necesario considerar la receptividad de un área geográfica y su población a la introducción de microbios. La mayoría de las introducciones no provocan enfermedades. Los organismos que sobreviven primaria o totalmente en el huésped humano y se propagan a través del contacto sexual, núcleos de gotitas y contacto físico cercano pueden transportarse fácilmente a cualquier parte del mundo. Por ejemplo, el SIDA, la tuberculosis, el sarampión, la tos ferina, la difteria y la hepatitis B son transportados fácilmente por los viajeros y pueden propagarse en una nueva área geográfica; sin embargo, las poblaciones protegidas por vacunas se resisten a la introducción. Los organismos que tienen huéspedes animales, limitaciones ambientales, vectores artrópodos o ciclos de vida complicados se vuelven cada vez más difíciles de "trasplantar" a otra área geográfica o población. Las epidemias de dengue y fiebre amarilla no pueden aparecer en un área geográfica a menos que estén presentes mosquitos vectores competentes. La esquistosomiasis no se puede propagar en un medio ambiente a menos que exista un hospedador intermediario de caracol adecuado en esa región. Los organismos que sobreviven solo en condiciones locales cuidadosamente ajustadas tienen menos probabilidades de ser introducidos con éxito. Incluso si un parásito introducido persiste en una nueva área geográfica, no necesariamente causa una enfermedad humana. En los Estados Unidos, los humanos infectados con Taenia solium, el parásito que causa la cisticercosis, con poca frecuencia transmiten la infección porque la disposición sanitaria de las heces, la fuente de los huevos, está generalmente disponible. En resumen, la probabilidad de transmisión involucra muchas variables biológicas, sociales y ambientales.

Perspectiva historica

La migración humana ha sido la principal fuente de epidemias a lo largo de la historia registrada. William McNeill (7), en su libro Plagas y pueblos, describe el papel central de las enfermedades infecciosas en la historia del mundo. Los patrones de circulación de las enfermedades han influido en el resultado de las guerras y han moldeado la ubicación, la naturaleza y el desarrollo de las sociedades humanas.

Las caravanas comerciales, las peregrinaciones religiosas y las maniobras militares facilitaron la propagación de muchas enfermedades, incluidas la peste y la viruela. Un mapa en el libro de Donald Hopkins, Príncipes y campesinos: la viruela en la historia (8), rastrea la presunta propagación de la viruela desde Egipto o la India, donde se pensó por primera vez que se había adaptado a los humanos en algún momento antes del 1000 a.C. La viruela se transmite fácilmente de persona a persona a través del contacto cercano con descargas respiratorias y, con menos frecuencia, a través del contacto con lesiones cutáneas, ropa de cama, ropa y otros materiales en contacto directo con el paciente. Debido a que los pacientes permanecieron infecciosos durante aproximadamente 3 semanas, existían muchas oportunidades de transmisión. Incluso en este siglo, hasta la década de 1970, la viruela siguió causando epidemias. Un peregrino que regresaba de La Meca fue la fuente de un gran brote en Yugoslavia a principios de la década de 1970 que resultó en 174 casos yugoslavos y 35 muertes (9). El peregrino aparentemente contrajo la infección en Bagdad mientras visitaba un lugar religioso. Debido a que sus síntomas eran leves, nunca estuvo confinado a la cama y pudo continuar sus viajes y regresar a casa.

Durante la mayor parte de la historia, las poblaciones humanas estuvieron relativamente aisladas. Solo en los últimos siglos ha habido un contacto extenso entre la flora y la fauna del Viejo y el Nuevo Mundo. Los escolares escuchan la rima "Colón navegó por el océano azul, en mil cuatrocientos noventa y dos", pero es posible que aprendan poco sobre el desastre provocado por los exploradores que llegaron a las poblaciones nativas de las Américas. A fines del siglo XV, el sarampión, la influenza, las paperas, la viruela, la tuberculosis y otras infecciones se habían vuelto comunes en Europa. Los exploradores de los atestados centros urbanos de Europa trajeron enfermedades infecciosas al Nuevo Mundo (10), donde las poblaciones aisladas habían evolucionado a partir de un acervo genético relativamente pequeño y no tenían experiencia previa con muchas infecciones (11). Las primeras epidemias que siguieron a la llegada de los europeos fueron a menudo las más graves. Para 1518 o 1519, la viruela apareció en Santo Domingo, donde mató de un tercio a la mitad de la población local y se extendió a otras áreas del Caribe y las Américas (10). Se estima que la población del centro de México se redujo en un tercio en la única década posterior al contacto con los europeos.

Viajar a través del Océano Atlántico transformó también la flora y la fauna del Nuevo Mundo. Algunos de los materiales transportados se convirtieron en fuentes importantes de alimentos (plantas), ropa y transporte (animales). Otras transferencias fueron menos bienvenidas: escarabajos japoneses, enfermedad del olmo holandés y hongos del castaño. A.W. Crosby, al explorar estos intercambios entre el Viejo y el Nuevo Mundo, suena con una nota pesimista: "El intercambio colombino nos ha dejado no un acervo genético más rico sino más empobrecido" (10).

Los exploradores también pagaron el precio de la pérdida de vidas por enfermedades. Philip Curtin (12) proporciona un estudio cuantitativo de los "costos de reubicación", el exceso de enfermedad y muerte entre los soldados europeos en el siglo XIX cuando vivían o trabajaban en los trópicos. Hasta los conflictos armados más recientes, las enfermedades infecciosas se cobraron más vidas que heridos durante las guerras.

La plaga ocupa un lugar destacado en la historia y permanece con nosotros hoy. Una infección bacteriana causada por Yersinia pestis, es principalmente una infección de roedores, transmitida por sus pulgas. La infección humana es incidental al mantenimiento de Y. pestis en reservorios de animales. Sin embargo, la peste ha estallado periódicamente en poblaciones humanas, causando una gran devastación, matando a millones y causando infecciones que pueden transmitirse directamente de persona a persona por vía respiratoria. El movimiento de la población humana ha sido esencial en la propagación de la peste y la dispersión de roedores y sus pulgas a nuevas áreas. Durante siglos, la plaga se extendió a lo largo de las rutas comerciales. Llegó a California en barco a principios de este siglo, causó una infección epidémica en San Francisco y luego se extendió a la vida silvestre, donde persiste hoy en día en un gran foco enzoótico.

Movimiento de personas

Los viajes por negocios y placer constituyen una pequeña fracción del movimiento humano total (5,13). Las personas que migran individualmente o en grupos pueden ser inmigrantes, refugiados, misioneros, marinos mercantes, estudiantes, trabajadores temporales, peregrinos o trabajadores del Cuerpo de Paz. Los viajes pueden implicar distancias cortas o el cruce de fronteras internacionales. Sin embargo, su volumen es enorme. A principios de la década de 1990, más de 500 millones de personas cruzaban anualmente las fronteras internacionales en vuelos de aviones comerciales (Organización Mundial del Turismo, Madrid, datos inéditos). Se estima que 70 millones de personas, en su mayoría de países en desarrollo, trabajan legal o ilegalmente en otros países (14). El movimiento puede ser temporal o estacional, como ocurre con las poblaciones nómadas y los trabajadores migrantes que siguen los cultivos. Las maniobras militares en todo el mundo emplean y mueven grandes poblaciones. Las consecuencias de los conflictos armados y los disturbios políticos desplazan a millones. A principios de la década de 1990, se estimaba que había 20 millones de refugiados y 30 millones de personas desplazadas en todo el mundo (Organización Internacional para las Migraciones, comunicación personal).

Grubler y Nakicenovic calcularon y trazaron el promedio de kilómetros recorridos diariamente por la población francesa durante un período de 200 años (1800-2000) y encontraron que la movilidad espacial se ha incrementado más de 1000 veces (15). En los últimos 40 años, el tamaño de la población de Australia se ha duplicado y el número de personas que entran y salen de Australia se han multiplicado casi por 100 (16).

Aunque los factores sociales, económicos y políticos empujan a las personas a salir de un área o las atraen a otra, los recursos ambientales y su impacto en el suministro de alimentos y agua están detrás de muchos conflictos que conducen al desplazamiento de poblaciones. Los desastres agudos, como inundaciones, terremotos y huracanes, a menudo obligan a las poblaciones a buscar refugio y sustento en nuevas tierras. Los cambios crónicos, como la sequía, el agotamiento del suelo y la desaparición de peces de arroyos, lagos y océanos, atraen a las personas a nuevos territorios o, con mayor frecuencia, a los márgenes de los grandes centros urbanos.

Otro tipo de viaje relevante para la aparición de enfermedades es el traslado de poblaciones a áreas urbanas. Se estima que para el año 2010, el 50% de la población mundial vivirá en áreas urbanas. Se proyecta que para el año 2000, el mundo comprenderá 24 "megaciudades", áreas metropolitanas en expansión con poblaciones superiores a los 10 millones (Banco Mundial, PNUD, Organización Mundial de la Salud, datos no publicados). Estas áreas tendrán la densidad de población para soportar la persistencia de algunas infecciones y contribuir a la aparición de otras. Muchas de estas áreas están ubicadas en regiones tropicales o subtropicales, donde el medio ambiente puede soportar una variedad diversa de patógenos y vectores. También se están desarrollando enormes barrios marginales periurbanos, poblados por personas de muchos orígenes geográficos. Un saneamiento deficiente permite la reproducción de artrópodos vectores, roedores y otros animales portadores de enfermedades. Las condiciones de hacinamiento favorecen la propagación de enfermedades que se transmiten de persona a persona, incluidas las infecciones de transmisión sexual. Es común viajar entre las áreas de tugurios periurbanos y las áreas rurales, lo que allana la ruta para la transferencia de microbios y enfermedades. La transferencia de genes de resistencia y la recombinación genética también pueden ocurrir y diseminarse desde entornos abarrotados de transitorios.

Los disturbios agudos, ya sean climáticos o políticos, conducen a arreglos de vivienda provisionales, como campamentos de refugiados y refugios temporales, que brindan las condiciones ideales para la aparición y propagación de infecciones. Las viviendas temporales a menudo comparten similitudes con los barrios marginales periurbanos: hacinamiento, saneamiento inadecuado, acceso limitado a atención médica, falta de agua potable y alimentos, desplazamiento, composición multiétnica y barreras inadecuadas contra vectores y animales. An example is the movement of 500,000-800,000 Rwandan refugees into Zaire in 1994. Almost 50,000 refugees died during the first month as epidemics of cholera and Shigella dysenteriae type 1 swept through the refugee camps (17).

Movement into a rural environment poses different risks and often places new rural populations in contact with pathogens that are in the soil and water or are carried by animals or arthropods (18). Some of these pathogens such as Guanarito (19) and Sabià viruses (20) in South America were only recently recognized as capable of infecting humans.

Consequences of Movement

Human migration favors the emergence of infectious diseases through many mechanisms. When people migrate, they carry their genetic makeup, their accumulated immunologic experience, and much more (Table 2). They may carry pathogens in or on their bodies and may also transport disease vectors, such as lice. Their technology (agricultural and industrial), methods for treating disease, cultural traditions, and behavioral patterns may influence their risk for infection in a new environment and their capacity to introduce disease into the new region. Their social standing and resources may affect their exposure to local infections and their access to adequate nutrition and treatment. People also change the environment in many ways when they travel or migrate--they plant, clear land, build, and consume. Travel is relevant in the emergence of disease if it changes an ecosystem. The following examples show the many ways in which migration can influence the emergence of disease in a new area.1. Humans may carry a pathogen in a form that can be transmitted, then or later, directly or indirectly to another person. The pathogen may be silent (during the incubation period, chronic carriage, or latent infection) or clinically evident. Examples include hepatitis B virus, human immunodeficiency virus (HIV), Mycobacterium tuberculosis, M. leprae, Salmonella typhi, and other salmonella. Disease may be especially severe when a pathogen is introduced into a population that has no previous exposure to the infection. How long the consequences of migration persist varies with the specific infection. The two most critical characteristics are the duration of survival of the pathogen in a potentially infective form and its means of transmission.2. Epidemic cholera in Africa spread along the West African coast and, when the disease moved inland, followed fishing and trading routes. Markets, funerals, refugee camps--events that involved migration of persons and large gatherings with close contact--helped spread the infection. With El Tor cholera, asymptomatic and mild infections can outnumber severe disease by 100 to 1 (21), thus permitting those infected to continue to move and work.3. Pilgrims carried an epidemic strain of group A Neisseria meningitidis from southern Asia to Mecca in 1987. Other pilgrims who became colonized with the epidemic strain introduced it into sub-Saharan Africa, where it caused a wave of epidemics in 1988 and 1989 (22).4. Humans may carry a pathogen that can be transmitted only if conditions are permissive. This permissiveness can pertain to human behavior, the environment, or the presence of appropriate vectors or intermediate hosts. For example, the ease with which HIV spreads in a population depends on sexual practices, condom use, the number of sex partners, and intravenous drug use, among other factors. Malaria requires specific mosquito vectors (with access to susceptible humans) to spread to new geographic regions. Schistosomiasis can be introduced into a new region only if the appropriate snail host is present and if the eggs excreted (in urine or feces, from an infected person), reach the snails in an appropriate environment.5. Humans may carry a strain of microbe that has an unusual resistance pattern or virulence genes. A multiple-drug-resistant strain of Klebsiella pneumoniae appears to have been transferred by an asymptomatic woman from a hospital in Bahrain to Oxford, where it caused outbreaks in two British hospitals (23). People also carry their background flora, in the intestinal tract, for example, which may contain plasmids and resistance genes that can interact with microbes in a new area. It is not just the classic pathogens that may be relevant to the emergence of a new disease but the individual traveler's total microbiologic "baggage."6. Visitors to a region may lack immunity to locally endemic infections, such as hepatitis A and sand-fly fever. Visitors may suffer severe or different manifestations of infection or disease at an age when the local population is immune to it. Resettlement of populations into malaria-endemic regions can lead to a high death rate from falciparum malaria.7. Kala-azar caused a deadly outbreak in remote villages in southern Sudan in 1994. The origin was thought to be the villagers' exposure to the sand-fly vector during migration to a food distribution center that had been established by a relief organization (24). The migration took a malnourished population from a nonendemic zone into the southern part of the kala-azar endemic zone. Unfamiliarity with the disease and the poor nutritional status of the population probably contributed to a high death rate (24).8. Behavioral patterns in a new region may place visitors at risk for infection, while the local population, possibly because of their knowledge of disease risks, may not be at risk. Behavior patterns may involve food preparation (such as eating some foods raw), clothing (or lack of it) (for example, going barefooted), sleeping arrangements (sleeping on the ground or out of doors in an unscreened area), and contact with animals.9. Susceptibility of a population may vary because of genetic differences. A microbe introduced into a new region may have a greater or lesser impact, depending on the host population. Genetic factors influence susceptibility to and expression of several infectious diseases. Although these interactions are not yet well defined for most infections, genetic factors influence infections caused by different classes of organisms, including cholera (25,26), parvovirus infection (27), malaria, and Helicobacter pylori infection (28).

To determine the consequences of travel both the traveler and the population visited must be considered. Migration may be in only one direction, though travel often involves returning to the point of origin, perhaps after the traveler has made many stops along the way. The changes in the various ecosystems as a consequence of the migration guide the emergence of diseases any study that simply focuses on the traveler is too narrow.

The distance traversed is less important than the differences in biological life in different areas and differences in receptivity and vulnerability. In thinking about disease emergence, what matters is the potential of a disease to appear in a place, population, or extent not previously reported.

What is the long-term impact of migration and travel on human disease? Carriage of pathogens is only part of the influence on disease emergence. Introduced technology, farming methods, treatment and drugs, chemicals, and pesticides may have a far greater and longer impact on disease patterns in a region than the life of a person. Deforestation, building of dams, and opening of roads into previously inaccessible areas have all been associated with population movements and changes in distribution and frequency of a variety of infections in humans (such as malaria, schistosomiasis, Rift Valley fever, and sexually transmitted diseases).

Increasingly the vehicle of transportation is the site or even the source of outbreaks. During travel, people from diverse origins are enclosed in close proximity for a hours or days and then discharged to move on to many distant places. These temporary new habitats, jumbo jets or huge ocean liners, can be the sites for dissemination of the microbes (as happens, for example with Legionella pneumophila infections (29), foodborne infections, and cholera) or provide a milieu for person-to-person transmission (influenza, tuberculosis (30,31).

Shipping and Commerce

The biomass of humans constitutes only a fraction of the matter moved about the earth. Humans carry and send a huge volume of plants, animals and other materials all over the face of the globe. Much of this movement results from the planned transport of goods from one place to another, but some is an unintended consequence of shipping and travel. All has an impact on the juxtaposition of various species in different ecosystems. "Hitchhikers" include all manner of biologic life, both microscopic and macroscopic. Animals can carry potential human pathogens and vectors. The globalization of markets brings fresh fruits and vegetables to dinner tables thousands of miles from where they were grown, fertilized, and picked. Tunnels, bridges, and ferries form means to traverse natural barriers to species spread. The roads built to transport people often speed the movement of diseases from one area to another. Mass processing and wide distribution networks allow for the amplification and wide dissemination of potential human microbes.

Examples of introduced species include plants and animals--insects, microbes, and marine organisms.1. Ships convey marine organisms on their hulls and in their ballast water. For example, 367 different species were identified in ballast water of ships traveling between Japan and Coos Bay, Oregon (32). Introductions have had devastating effects in some areas, for example such as the Black and Azov seas, where newly introduced jellyfish-like creatures called ctenophores have ruined local fishing (33).2. Vibrio cholerae may have been introduced to South America by shipping (34). Researchers isolated the organism in samples of ballast, bilge, and sewage from 3 of 14 cargo ships docked at Gulf of Mexico ports. The ships had last ports of call in Brazil, Colombia, and Chile (35). V. cholerae O1, serotype Inaba, biotype El Tor, indistinguishable from the Latin American epidemic strain, was found in oysters and oyster-eating fish from closed oyster beds in Mobile Bay, Alabama (36). V. cholerae O139 has spread along waterways in Asia, although the people carried on the boats doubtless played a role (37,38).3. Aedes albopictus was introduced into the United States inside used tires shipped from Asia (39,40). The mosquito's introduction causes concern because it is an aggressive biter, survives in both forest and suburban habitats, and appears to be a competent vector for several human pathogens. It has been associated with epidemic dengue fever transmission in Asia and is a competent laboratory vector of La Crosse, yellow fever, and other viruses (41). In Florida, 14 strains of eastern equine encephalitis virus have been isolated from A. albopictus (42). The mosquito is now established in at least 21 of the contiguous states in United States and in Hawaii.4. The African anopheles mosquitoes arrived in Brazil in about 1929. This vector could breed under conditions other New World mosquitoes could not. Although the malaria parasite was already found in Brazil, this new vector expanded the range of transmission. An estimated 20,000 persons died of malaria before the introduced anopheles mosquitoes were eliminated.5. It has been repeatedly demonstrated that mosquitoes are present--and--survive on international flights. In random searches of airplanes in London, mosquitoes were found on 12 of 67 airplanes from tropical countries (43). Arthropods can survive even more extreme environments. In one study, mosquitoes, house flies, and beetles placed in wheel bays of Boeing 747B aircraft survived flights of 6-9 hours with external temperatures of -42° C (43). Airplanes have also carried infective mosquitoes that caused human infection outside malaria-endemic areas (in Europe, for example).6. Vehicles can transport vectors over land. Glossina palpalis, a vector for African trypanosomiasis (sleeping sickness), can fly up to 21 km but can be transported much longer distances on animals and in land vehicles.7. Seven persons in Marburg, Germany, died after handling blood and tissues from African green monkeys from Uganda. The tissues contained an organism later named Marburg virus (44).8. Exotic animals transported from their usual habitats are clustered in zoos others are used in research laboratories where they have occasionally caused severe disease in humans. Two examples are B virus from primates (45) and hemorrhagic fever with renal syndrome from rodents (46).9. The world trade and globalization of organs, tissues, blood, and blood products is growing. Researchers are considering animals as sources for tissues and organs for transplantation (47).10. Plants may not directly cause human disease. But they can alter an ecosystem and facilitate the breeding of a vector for human disease. This can also displace traditional crops that provide essential nutrition. Vertical transmission of plant pathogens (and spread of plant diseases) can result from seed movement (48). Carriage of seeds into new areas can introduce plant pathogens.11.Migration and altered environments have increased the so-called weedy species. These species migrate easily and have high rates of reproduction. If they lack local predators, they can displace other species and often upset local ecology.

Introduction of Species into New Areas

Introducing species into new geographic areas is not new, but the current volume and frequency of introductions are unprecedented. A pathogen's survival and spread in a new environment are determined by its basic reproductive rate, which is the average number of successful offspring a parasite can produce (49). To invade and establish itself in a host population, a parasitic species must have a basic reproductive rate exceeding one (49). The simplicity of this statement belies the complexity of circumstances that influence invasion and persistence. These circumstances encompass biological, social, and environmental factors.

As noted already, factors that can influence receptivity include climate and environmental conditions, sanitation, socioeconomic conditions (50), behavior, nutrition, and genetics. V. cholerae persists in an aquatic reservoir off the Gulf Coast of the United States, yet epidemic cholera has not been a problem in the United States. Where poverty and poor sanitation prevail, the presence of V. cholerae can be a source of endemic disease and periodic epidemics.

Disease emergence is often complex. An outbreak of malaria in San Diego, California, occurred when parasitemic migrant workers were employed in an area where mosquitoes capable of transmitting malaria had access to the workers and to a susceptible human population (51). Many conditions had to be met to allow transmission.

Migration may introduce parasites into an area where a different intermediate host or vector could change the incidence of disease. Cycling through a different host can lead to different transmission rates, different infectivity, and even different clinical expression. A parasite may be more successful in a new site because of a larger susceptible population or the absence of predators.

Confluence of Events

Massive global travel is taking place simultaneously with many other processes that favor the emergence of disease. For example, the human population is more vulnerable because of aging, immunosuppression from medical treatment and disease (such as AIDS), the presence of prostheses (e.g., artificial heart valves and joints), exposure to chemicals and environmental pollutants that may act synergistically with microbes to increase the risk of diseases, increased poverty, crowding and stress, and increased exposure to UV radiation. Technologic changes, while providing many benefits, can also promote disease dissemination. Resistance of microbes and insects to antimicrobial drugs and pesticides interferes with the control of infections and allows transmission to continue. Changes in land use can alter the presence and abundance of vectors and intermediate hosts.

Microbes are enormously resilient and adaptable. They have short life spans, which allow rapid genetic change. Humans, by comparison, are slow to change genetically but can change their behavior. People move and construct barriers to prevent contact with microparasites, macroparasites, and the extremes of the environment. Technology fosters a perception of human invincibility but actually creates new vulnerabilities, as it enables us to go deeper, higher, and into more remote and hostile environments. Studies show that no place on earth is devoid of microbes. Their range and resiliency are truly phenomenal. Only a fraction of the existing microbes have been characterized. Travel and exploration provide a greater opportunity for humans to come into unsampled regions with these uncharacterized microbes.

Summary and Conclusions

Global travel and the evolution of microbes will continue. New infections will continue to emerge, and known infections will change in distribution, severity and frequency. Travel will continue to be a potent factor in disease emergence. The current world circumstances juxtapose people, parasites, plants, animals, and chemicals in a way that precludes timely adaptation. The combination of movement at many levels and profound change in the physical environment can lead to unanticipated diseases spread by multiple channels. In many instances, the use of containment or quarantine is not feasible. Research and surveillance can map the global movement and evolution of microbes and guide interventions. Integration of knowledge and skills from many disciplines--the social, biological, and physical sciences--is needed. The focus should be system analysis and the ecosystem rather than a disease, microbe, or host.

Dr. Wilson is Chief of Infectious Diseases at Mount Auburn Hospital in Cambridge and Assistant Professor of Population and International Health and Epidemiology at the Harvard School of Public Health. An active participant in the Harvard Working Group on New and Reemergent Infectious Diseases since its inception in 1991, she is the senior editor, with Richard Levins and Andrew Spielman, of Disease in Evolution: Global Changes and Emergence of Infectious Diseases (3), a book based on the 1993 Woods Hole workshop on emerging infections.


Conclusiones

Google's Pixel 5 is a new kind of flagship that puts software and imaging first. That's not to say the rest of the hardware experience is an afterthought&mdashand with wireless charging and an IP68 rating, we think it's worth the additional $100&ndash200 over the Pixel 4a 5G. Compared with the Galaxy S20 FE 45G, however, the choice isn't as clear. The Pixel offers a superior software experience and better low-light imaging, but the Galaxy has a higher refresh rate and a much more powerful processor. It's a close call, and while the Galaxy gets our nod as Editors' Choice, the Pixel 5 is a fine alternative, as well as the type of flagship phone we hope to see more of in the future.


The Celtic Review

The Celtic Review was an early twentieth-century periodical focusing on Celtic and Gaelic literature and scholarship. Some articles are written in Irish and Welsh.

Publication History

The Celtic Review was published in 10 volumes from 1904-1916.

Persistent Archives of Complete Issues

  • 1904-1916: HathiTrust has volumes 1-10 online. Access is restricted outside the UNited States.
  • 1904: The Internet Archive has volume 1, number 1 online.
  • 1905-1906: The Internet Archive has volume 2 online.
  • 1906-1907: The Internet Archive has volume 3 online.
  • 1907-1908: The Internet Archive has volume 4 online.
  • 1908-1909: The Internet archive has volume 5 online.
  • 1909-1910: archive.org has volume 6 online.
  • 1911: The Internet Archive has volume 7, number 26 online.
  • 1911: The Internet Archive has volume 7, number 27 online.
  • 1912-1913: The Internet Archive has volume 8 online.
  • 1913-1914: The Internet Archive has volume 9 online.
  • 1914-1916: The Internet Archive has volume 10 online.

This is a record of a major serial archive. This page is maintained for The Online Books Page. (See our criteria for listing serial archives.) This page has no affiliation with the serial or its publisher.


Ver el vídeo: anime vs novela seirei gensouki curiosidades, comparaciones y resumen volumen 5 parte 1. (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Rydge

    Ni siquiera se

  2. Parnel

    Le sugiero que vaya al sitio, que tiene muchos artículos sobre este tema.

  3. Digrel

    Absolutamente de acuerdo contigo. En esto es que me gusta esta idea, estoy completamente de acuerdo contigo.

  4. Hok'ee

    Estoy totalmente de acuerdo con usted. Hay algo en eso, y creo que es una gran idea.

  5. Cedric

    Por favor, más en detalle

  6. Custennin

    En ella algo es. Antes pensaba diferente, muchas gracias por la información.

  7. Menelik

    Improbablemente. Parece imposible.

  8. Zackariah

    Es necesario ser el optimista.



Escribe un mensaje