La historia

Lugares históricos en Malí

Lugares históricos en Malí


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

1. Tombuctú

Tombuctú es una ciudad histórica de Mali que alguna vez fue un centro de comercio, religión y cultura, aunque hoy en día se la considera inaccesible e incluso mítica, gracias a frases como "de aquí a Tombuctú". Establecida en el siglo XII, la ciudad de Tombuctú floreció rápidamente, prosperando gracias a las rutas comerciales transsaharianas en artículos como sal y metales preciosos.

Hoy, Tombuctú es una sombra de lo que fue antes. Algunos sitios permanecen, como la Mezquita Dyingerey Ber (que se muestra en el mapa). También vale la pena ver los más de 23.000 manuscritos islámicos en el Centre de Recherches Historiques Ahmed Baba, el más antiguo de los cuales data del siglo XII.

Tombuctú también alberga un pequeño cementerio de la Segunda Guerra Mundial de la Commonwealth para dos marineros británicos, John Graham y William Soutter, que murieron allí. Esto ocurrió cuando los marineros mercantes británicos estaban detenidos allí. Las dos tumbas están ubicadas junto a un muro que corre a lo largo de la carretera entre el centro de Tombuctú y Kabara.


Mapas de Malí

Malí es un país sin salida al mar en África occidental con una superficie de 1.240.192 kilómetros cuadrados.

Como se observa en el mapa físico anterior, Malí tiene un paisaje monótono con llanuras y mesetas que dominan la topgrafía del país. El paisaje pasa del desierto del Sahara en el norte a través del Sahel a la zona de la sabana sudanesa en el sur.

Aproximadamente el 65% del país está cubierto por desierto o semidesierto.

El paisaje de Malí es principalmente una pradera de sabana que se extiende hacia mesetas más altas a medida que avanza hacia el norte. Colinas escarpadas con elevaciones que alcanzan los 1000 m salpican el noreste.

El punto más bajo del país es el río Senegal a 75 pies (23 m) el punto más alto de Mali es Hombori Tondo a 3,789 pies (1,155 m).

Los ríos más grandes de Mali son el Níger y el Senegal. Considerado como el elemento vital de Malí (su fuente de alimento, agua potable, riego y transporte), el río Níger serpentea a través de aproximadamente 4.180 km de África occidental.


Contenido

Paleolítico Editar

El Sahara fue a menudo más seco, pero también más lluvioso durante mucho tiempo de lo que es hoy. Así que era un lugar inhabitable para los humanos hace 325.000 a 290.000 años y hace 280.000 a 225.000 años, además de lugares favorables como el lago Tihodaïne en el Tassili n'Ajjer, que almacena agua. [1] En estos y otros períodos secos, el desierto se extendía repetidamente hacia el norte y hacia el sur; sus dunas de arena se encuentran mucho más allá de las fronteras actuales del Sahara. Solo se pueden esperar rastros humanos en las fases verdes más lluviosas. Es posible que los humanos anatómicamente modernos, que quizás se desarrollaron en dicha fase aislada hace 300.000 a 200.000 años al sur del Sahara, ya en la larga fase verde hace más de 200.000 años la zona rica en agua en ese momento. Incluso hace alrededor de 125.000 a 110.000 años había una red adecuada de vías fluviales que permitía que numerosas especies animales se extendieran hacia el norte, seguidas por los cazadores humanos. A ello contribuyeron enormes lagos, como el Mega Lake Chad, que en ocasiones cubría más de 360.000 km 2. [2] Por otro lado, el desierto se extendía hacia el norte y el sur nuevamente hace 70.000 a 58.000 años y, por lo tanto, es probable que haya representado una barrera que fue difícil de superar. Otra fase verde siguió hace 50.000 a 45.000 años. [3]

En Malí, la situación del hallazgo es menos favorable que en los vecinos del norte. Las excavaciones en el complejo de Ounjougou [4] en la meseta Dogon cerca de Bandiagara han demostrado que los cazadores y recolectores vivieron en la región hace más de 150.000 años. Es seguro que se remonta a hace entre 70.000 y 25.000 años. El Paleolítico terminó muy temprano en Mali porque después de esta sección hace 25.000 a 20.000 años hubo otra fase extremadamente seca, la Ogolia. Cuando hacia el final del paisaje de la sabana. [5]

Neolítico editar

Después del final de la última expansión máxima de las masas de hielo del norte hacia el final del último período glacial, el clima se caracterizó por una humedad mucho más alta que la actual. El Níger creó un enorme lago interior en el área alrededor de Tombuctú y Araouane, así como un lago igualmente grande en Chad. Al mismo tiempo, paisajes de sabana y un paisaje en el norte de Mali comparable al que caracteriza al sur hoy. Esto alrededor del 9500 a. C. La fase húmeda que comenzó después del período Younger Dryas, un período frío después del último período glacial, fue alrededor del 5000 a. C. Chr. Cada vez más reemplazado por una fase cada vez más seca.

El Neolítico, época en la que las personas producían cada vez más sus propios alimentos en lugar de cazar, pescar o recolectar como antes, se desarrolló durante esta fase húmeda. Suele dividirse en tres secciones, que están separadas entre sí por distintas fases secas. Se plantaron sorgo y mijo alrededor del año 8000 a. C. Grandes rebaños de ganado que estaban cerca del cebus pastaban en lo que ahora es el Sahara. Las ovejas y las cabras no se agregaron hasta mucho más tarde desde Asia occidental, mientras que el ganado se domesticó por primera vez en África.

Aquí aparece la cerámica, que durante mucho tiempo se pensó que era un efecto secundario de la neolitización en el Neolítico más temprano, apareció en el sitio central de Malí de Ounjougou que data de aproximadamente el 9400 a. C., y se cree que es un ejemplo de la invención independiente de la cerámica. [6] es decir, 9500 a 7000 v. AC, en el Aïr según Marianne Cornevin ya en el 10.000 AC. Chr. [8] El Neolítico más temprano se atribuye a la fase del modo de vida productivo, aunque no se cultivaron plantas ni se crió ganado. En Malí, el sitio de Ravin de la Mouche, que pertenece aquí, tiene una antigüedad de 11.400 a 10.200 años. [9] Este sitio pertenece al complejo Ounjougou en el Yamé, donde todas las épocas desde el Paleolítico Superior han dejado huellas [10] y las cerámicas más antiguas de Malí datan del 9400 a. C. Estaba fechado. En Ravin de la Mouche, los artefactos podrían datar entre 9500 y 8500 a. C. El sitio Ravin du Hibou 2 se puede fechar entre el 8000 y el 7000 a. C. Posteriormente, donde dichos restos cerámicos más antiguos fueron encontrados en el curso de un programa de investigación que se lleva a cabo desde 1997 en las dos gargantas, se produjo una pausa entre el 7000 y el 3500 a. C. BC porque el clima era demasiado desfavorable, incluso para los cazadores y recolectores.

El Neolítico medio de la meseta Dogon se puede reconocer por herramientas de piedra bifaciales grises hechas de cuarcita. Los primeros rastros de ganaderos nómadas se pueden encontrar (nuevamente) alrededor del 4000 aC. A.C., por lo que fue alrededor del 3500 a.C. El clima relativamente húmedo llegó a su fin. [11] Las excavaciones en Karkarichinkat (2500-1600 aC) y posiblemente en Village de la Frontière (3590 cal aC) lo demuestran, al igual que los estudios sobre el lago Fati. Este último consistió de manera continua entre 10.430 y 4.660 AP como lo demuestran las capas de lodo en su borde este. Una capa de arena de 16 cm de espesor data de alrededor del 4500 a. C., lo que proporciona evidencia de que la región se secó unos 1000 años más tarde que en la costa de Mauritania. [12] Mil años más tarde, la fase seca, que aparentemente condujo a nómadas de ganado desde el este a Malí, alcanzó su punto máximo. Los lagos del norte se secaron y la población se trasladó principalmente al sur. La transición del Neolítico al Pre-Dogon aún no está clara. En Karkarichinkat se hizo evidente que se criaban ovejas, vacas y cabras, pero la caza, la recolección y la pesca seguían desempeñando un papel importante. Incluso puede darse el caso de que el pastoralismo exitoso haya impedido que la agricultura se estableciera durante mucho tiempo [13].

El Neolítico tardío estuvo marcado por una nueva inmigración del Sahara alrededor del 2500 a. C. Chr., Que se había convertido en un desierto enormemente espacioso. Esta aridización continuó y obligó a nuevas migraciones hacia el sur, cuyo curso aproximado es arqueológicamente comprensible. Sobre la base de estudios etnoarqueológicos de la cerámica, se encontraron tres grupos que vivían alrededor de Méma, el Canal de Sonni Ali y Windé Koroji en la frontera con Mauritania en el período alrededor del 2000 aC. Vivido. Esto fue posible gracias a la investigación cerámica en el sitio de Kobadi (1700 a 1400 a. C.), el sitio MN25 cerca de Hassi el Abiod y Kirkissoy cerca de Niameyin Níger (1500 a 1000 a. C.). Aparentemente, los dos grupos caminaron en último lugar hacia Kirkissoy. [14] A más tardar en la segunda mitad del segundo milenio antes de Cristo. El cultivo de mijo llegó a la región en el sitio de Varves Ouest, más precisamente el cultivo de mijo perla (Pennisetum glaucum), pero también trigo y emmer, que se establecieron mucho antes en el este del Sahara, ahora (¿otra vez?) Llegó a Mali. Los cambios ecológicos indican que la labranza debe haber comenzado ya en el tercer milenio. [15] Pero esta fase de la agricultura terminó alrededor del 400 a. C. A su vez por una sequía extrema.

El uso del ocre en los funerales era común hasta el primer milenio, incluso con animales, como muestra el espectacular hallazgo de un caballo en el oeste del delta interior, en Tell Natamatao (a 6 km de Thial en el Cercle Tenenkou), cuyos huesos están incluidos Ocre se había rociado. [16] También hay grabados rupestres típicos de todo el Sahara, en los que no solo aparecen símbolos y representaciones de animales, sino también representaciones de personas. Del 1er milenio aC Pinturas en el Parque Nacional de Boucle-du-Baoulé (Fanfannyégèné), en la meseta de Dogon y en el delta del río Níger (Aire Soroba). [17]

En Karkarichikat Nord (KN05) y Karkarichinkat Sud (KS05) en el valle inferior de Tilemsi, un valle fluvial fósil a 70 km al norte de Gao, fue posible demostrar por primera vez en once mujeres de África occidental al sur del Sahara que la modificación de los dientes por motivos rituales también se utilizó alrededor del 4500-4200 a. C., similar al Magreb. [18] A diferencia de los hombres, las mujeres tienen modificaciones que van desde extracciones hasta limaduras, de modo que los dientes adquieren una forma puntiaguda. Una costumbre que duró hasta el siglo XIX. [19]

Allí también se encontró que los habitantes del valle ya obtenían el 85% de su ingesta de carbono de semillas de gramíneas, principalmente de plantas C4 esto sucedía ya sea por el consumo de plantas silvestres, como el mijo silvestre, o por pastos domesticados para la limpieza de lámparas. . [20] Esto proporcionó la evidencia más temprana de la actividad agrícola y la cría de ganado en África Occidental (alrededor de 2200 cal AP). [21]

Los sitios de la tradición Dhar-Tichitt en la región de Méma, un antiguo delta del río al oeste del delta interior actual, también conocido como el "delta muerto", [22] pertenecen al período comprendido entre 1800 y 800/400 a. C. Chr. Sus asentamientos medían entre una y ocho hectáreas, pero el asentamiento no era continuo, lo que puede estar relacionado con el hecho de que esta región no era apta para la ganadería durante la época de lluvias. La razón de esto fue la mosca tsetsé, que impidió que esta forma de vida se expandiera hacia el sur durante mucho tiempo.

En contraste con estos ganaderos, que luego condujeron sus rebaños hacia el norte nuevamente, los miembros de la tradición Kobadi simultánea, que habían vivido exclusivamente de la pesca, la recolección de pastos silvestres y la caza desde mediados del segundo milenio a más tardar, permanecieron relativamente estacionarios. Ambas culturas tenían cobre que trajeron de Mauritania. Al mismo tiempo, las diferentes culturas cultivaron un vivo intercambio. [23]

Edad del Hierro anterior Editar

Los pueblos mande relacionados con el pueblo soninke crearon una serie de ciudades y pueblos tempranos, a lo largo del río Níger medio (en Malí), incluso en Dia, que comenzó alrededor del 900 a. C. y alcanzó su punto máximo alrededor del 600 a. C., [7] y en Djenné-Djenno, que estuvo ocupada desde alrededor del 250 a. C. hasta alrededor del 800 d. C. [8] Djenné-Djenno comprendía un complejo urbano que constaba de 40 montículos en un radio de 4 kilómetros. [9] Se cree que el sitio excede las 33 hectáreas (82 acres), y la ciudad se dedica al comercio local y de larga distancia [10] Durante la segunda fase de Djenné-Djenno (durante el primer milenio d. C.) las fronteras del sitio se expandieron durante (posiblemente cubriendo 100.000 metros cuadrados o más), también coincidiendo con el desarrollo en el sitio de una especie de arquitectura de ladrillos de barro permanente, incluida una muralla de la ciudad, probablemente construida durante la segunda mitad del primer milenio d.C. utilizando la tecnología de ladrillos cilíndricos, "que tenía 3,7 metros de ancho en su base y recorría casi dos kilómetros alrededor del pueblo". [10] [11]

El Imperio de Malí fue el imperio más grande de África Occidental e influyó profundamente en la cultura de África Occidental a través de la difusión de su idioma, leyes y costumbres. [12]

Hasta el siglo XIX, Tombuctú siguió siendo importante como un puesto de avanzada en la franja suroeste del mundo musulmán y un centro de la trata de esclavos transsaharianos.

Mandinka de c. 1230 a c. 1600. El imperio fue fundado por Sundiata Keita y se hizo conocido por la riqueza de sus gobernantes, especialmente Mansa Musa I. El Imperio de Malí tuvo muchas influencias culturales profundas en África occidental, lo que permitió la difusión de su idioma, leyes y costumbres a lo largo del río Níger. . Se extendía sobre un área grande y consistía en numerosos reinos y provincias vasallos.

El Imperio de Malí comenzó a debilitarse en el siglo XV, pero siguió siendo dominante durante gran parte del siglo XV. Sobrevivió hasta el siglo XVI, pero para entonces había perdido gran parte de su fuerza e importancia anteriores.

El Imperio de Malí comenzó a debilitarse a mediados del siglo XIV. Los Songhai se aprovecharon de esto y afirmaron su independencia. Los Songhai hicieron de Gao su capital y comenzaron una expansión imperial propia por todo el Sahel occidental. Y en 1420, Songhai era lo suficientemente fuerte como para exigir tributo a Masina. El Imperio Songhai emergente y el Imperio Mali en declive coexistieron durante gran parte del siglo XIV y durante todo el siglo XV. A finales del siglo XV, el control de Tombuctú pasó al Imperio Songhai.

El imperio Songhai finalmente colapsó bajo la presión de la dinastía marroquí Saadi. El punto de inflexión fue la batalla de Tondibi del 13 de marzo de 1591. Posteriormente, Marruecos controló Gao, Tombuctú, Djenné (también conocido como Jenne) y las rutas comerciales relacionadas con mucha dificultad hasta aproximadamente el final del siglo XVII.

Después del colapso del Imperio Songhai, ningún estado controló la región. Los marroquíes solo lograron ocupar algunas partes del país, e incluso en aquellos lugares donde intentaron gobernar, su dominio fue débil y desafiado por sus rivales. Surgieron varios pequeños reinos sucesores. los más notables en lo que hoy es Malí fueron:

Imperio Bambara o Reino de Segou Editar

El Imperio Bambara existió como un estado centralizado desde 1712 hasta 1861, se basó en Ségou y también en Tombuctú (también conocido como Segu), y gobernó partes del centro y sur de Malí. Existió hasta que El Hadj Umar Tall, un conquistador Toucouleur barrió África Occidental desde Futa Tooro. Los muyahidines de Umar Tall derrotaron fácilmente a los bambara, apoderándose de Ségou el 10 de marzo de 1861 y declarando el fin del imperio.

Reino de Kaarta Editar

Una división en la dinastía Coulibaly en Ségou condujo al establecimiento de un segundo estado Bambara, el reino de Kaarta, en lo que hoy es Malí occidental, en 1753. Fue derrotado en 1854 por Umar Tall, líder del Imperio Toucouleur, antes de su guerra. con Ségou.

Reino de Kenedougou Editar

El Reino Senufo Kenedugu se originó en el siglo XVII en el área alrededor de lo que ahora es la frontera de Mali y Burkina Faso. En 1876 la capital se trasladó a Sikasso. Resistió el esfuerzo de Samori Ture, líder del Imperio Wassoulou, en 1887, por conquistarlo, y fue uno de los últimos reinos de la zona en caer ante los franceses en 1898.

Maasina Editar

Un levantamiento de inspiración islámica en la región del delta interior del Níger, en gran parte de Fula, contra el gobierno de Ségou en 1818 llevó al establecimiento de un estado separado. Más tarde se alió con el Imperio Bambara contra el Imperio Toucouleur de Umar Tall y también fue derrotado por él en 1862.

Toucouleur Empire Editar

Este imperio, fundado por El Hadj Umar Tall de los pueblos Toucouleur, a partir de 1864, finalmente gobernó la mayor parte de lo que ahora es Malí hasta la conquista francesa de la región en 1890. Este fue de alguna manera un período turbulento, con resistencia en curso en Messina. y la creciente presión de los franceses.

Imperio Wassoulou Editar

El Wassoulou o Imperio de Wassulu fue un imperio de corta duración (1878-1898), dirigido por Samori Ture en el área predominantemente de Malinké de lo que ahora es la parte superior de Guinea y el suroeste de Mali (Wassoulou). Más tarde se trasladó a Costa de Marfil antes de ser conquistada por los franceses. ÷

Malí cayó bajo el dominio colonial francés en 1892. [13] En 1893, los franceses nombraron un gobernador civil del territorio que llamaron Soudan Français (Sudán francés), pero continuó la resistencia activa al dominio francés. En 1905, la mayor parte del área estaba bajo un firme control francés.

El Sudán francés fue administrado como parte de la Federación de África Occidental Francesa y proporcionó mano de obra a las colonias de Francia en la costa de África Occidental. En 1958, la República Sudanesa, rebautizada, obtuvo una completa autonomía interna y se unió a la Comunidad francesa. A principios de 1959, la República de Sudán y Senegal formaron la Federación de Malí. El 31 de marzo de 1960, Francia acordó que la Federación de Malí se independizara plenamente. [14] El 20 de junio de 1960, la Federación de Malí se convirtió en un país independiente y Modibo Keïta se convirtió en su primer presidente.

Tras la retirada de Senegal de la federación en agosto de 1960, la ex República de Sudán se convirtió en la República de Malí el 22 de septiembre de 1960, con Modibo Keïta como presidente.

El presidente Modibo Keïta, cuyo partido Unión Sudanesa-Rally Democrático Africano (US / RDA) había dominado la política anterior a la independencia (como miembro del Rally Democrático Africano), actuó rápidamente para declarar un estado de partido único y seguir una política socialista basada sobre la amplia nacionalización. Keïta se retiró de la comunidad francesa y también mantuvo estrechos vínculos con el bloque del Este. Una economía en continuo deterioro llevó a la decisión de reincorporarse a la Zona del Franco en 1967 y modificar algunos de los excesos económicos.

En 1962-64 hubo insurgencia tuareg en el norte de Malí.

Regla de partido único Editar

El 9 de noviembre de 1968, un grupo de jóvenes oficiales dio un golpe de estado incruento y estableció un Comité Militar de Liberación Nacional (CMLN) de 14 miembros, con el teniente Moussa Traoré como presidente. Los líderes militares intentaron llevar a cabo reformas económicas, pero durante varios años se enfrentaron a luchas políticas internas debilitantes y a la desastrosa sequía del Sahel.

Una nueva constitución, aprobada en 1974, creó un estado de partido único y fue diseñada para mover a Malí hacia un gobierno civil. Sin embargo, los líderes militares permanecieron en el poder. En septiembre de 1976, se estableció un nuevo partido político, la Unión Democrática del Pueblo de Malí (UDPM), basado en el concepto de centralismo democrático. En junio de 1979 se celebraron elecciones presidenciales y legislativas de partido único, y el general Moussa Traoré obtuvo el 99% de los votos. Sus esfuerzos por consolidar el gobierno de partido único fueron desafiados en 1980 por manifestaciones antigubernamentales lideradas por estudiantes que llevaron a tres intentos de golpe, que fueron brutalmente reprimidos.

La situación política se estabilizó durante 1981 y 1982 y, en general, se mantuvo en calma durante los años ochenta. Sin embargo, a finales de diciembre de 1985, una disputa fronteriza entre Malí y Burkina Faso por la franja rica en minerales de Agacher estalló en una breve guerra. La UDPM extendió su estructura a Círculos y Distritos por todo el territorio.

Al centrar su atención en las dificultades económicas de Malí, el gobierno aprobó planes para algunas reformas del sistema de empresas estatales e intentó controlar la corrupción pública. Implementó la liberalización de la comercialización de cereales, creó nuevos incentivos para la empresa privada y elaboró ​​un nuevo acuerdo de ajuste estructural con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero la población estaba cada vez más insatisfecha con las medidas de austeridad impuestas por el plan del FMI, así como con su percepción de que la élite gobernante no estaba sujeta a las mismas restricciones. En respuesta a las crecientes demandas de democracia multipartidista que entonces se extendía por todo el continente, el régimen de Traoré permitió cierta liberalización política limitada. En las elecciones a la Asamblea Nacional en junio de 1988, se permitió a múltiples candidatos de la UDPM competir por cada escaño, y el régimen organizó conferencias a nivel nacional para considerar cómo implementar la democracia dentro del marco de partido único. Sin embargo, el régimen se negó a marcar el comienzo de un sistema democrático en toda regla.

Sin embargo, en 1990, comenzaron a surgir movimientos de oposición cohesivos, incluido el Comité de Iniciativa Democrática Nacional y la Alianza para la Democracia en Mali (Alliance pour la Démocratie au Mali, ADEMA). La situación política cada vez más turbulenta se complicó con el aumento de la violencia étnica en el norte a mediados de 1990. El regreso a Malí de un gran número de tuareg que habían emigrado a Argelia y Libia durante la prolongada sequía aumentó las tensiones en la región entre los nómadas tuareg y la población sedentaria. Temiendo ostensiblemente un movimiento secesionista tuareg en el norte, el régimen de Traoré impuso el estado de emergencia y reprimió duramente los disturbios tuareg. A pesar de la firma de un acuerdo de paz en enero de 1991, continuaron los disturbios y los enfrentamientos armados periódicos.

Transición a la democracia multipartidista Editar

Como en otros países africanos, aumentaron las demandas de democracia multipartidista. El gobierno de Traoré permitió cierta apertura del sistema, incluido el establecimiento de una prensa independiente y asociaciones políticas independientes, pero insistió en que Mali no estaba preparado para la democracia. A principios de 1991, estallaron de nuevo disturbios antigubernamentales liderados por estudiantes, pero esta vez fueron apoyados también por trabajadores del gobierno y otros. El 26 de marzo de 1991, después de 4 días de intensos disturbios contra el gobierno, un grupo de 17 militares, encabezados por Amadou Toumani Touré, arrestó al presidente Traoré y suspendió la constitución.

En cuestión de días, estos oficiales se unieron al Comité Coordinador de Asociaciones Democráticas para formar un cuerpo gobernante predominantemente civil de 25 miembros, el Comité de Transición para la Salvación del Pueblo (CTSP). El CTSP luego nombró un gobierno liderado por civiles. Una conferencia nacional celebrada en agosto de 1991 produjo un proyecto de constitución (aprobado en referéndum el 12 de enero de 1992), una carta de partidos políticos y un código electoral. Se permitió que los partidos políticos se formaran libremente. Entre enero y abril de 1992, se eligió un presidente, una Asamblea Nacional y consejos municipales. El 8 de junio de 1992, Alpha Oumar Konaré, candidato de ADEMA, fue investido presidente de la Tercera República de Malí.

En 1997, los intentos de renovar las instituciones nacionales mediante elecciones democráticas tropezaron con dificultades administrativas, lo que provocó la anulación por orden judicial de las elecciones legislativas celebradas en abril de 1997. No obstante, el ejercicio demostró la fuerza abrumadora del partido ADEMA del presidente Konaré, lo que provocó que partidos históricos para boicotear las elecciones posteriores. El presidente Konaré ganó las elecciones presidenciales contra escasa oposición el 11 de mayo. En las elecciones legislativas de dos vueltas realizadas el 21 de julio y el 3 de agosto, ADEMA aseguró más del 80% de los escaños de la Asamblea Nacional. [15] [16]

2000 editar

Konaré dimitió después de su límite constitucional de dos mandatos y no se presentó a las elecciones de 2002. Touré luego resurgió, esta vez como civil. Como independiente en una plataforma de unidad nacional, Touré ganó la presidencia en una segunda vuelta contra el candidato de Adema, que había sido dividido por luchas internas y sufrió la creación de un partido derivado, el Rally por Mali. Touré había conservado una gran popularidad debido a su papel en el gobierno de transición en 1991-1992. La elección de 2002 marcó un hito, marcando la primera transición exitosa de Malí de un presidente elegido democráticamente a otro, a pesar de la persistencia de irregularidades electorales y la baja participación de votantes. En las elecciones legislativas de 2002, ningún partido obtuvo la mayoría. Touré luego nombró un gobierno políticamente inclusivo y se comprometió a abordar los apremiantes problemas de desarrollo social y económico de Malí. [17]

Década de 2010 Editar

El 22 de marzo de 2012, se informó que tropas rebeldes del ejército aparecieron en la televisión estatal anunciando que habían tomado el control del país. [19] La inquietud por el manejo del presidente del conflicto con los rebeldes fue una fuerza motivadora. El ex presidente se vio obligado a esconderse.

Sin embargo, debido a la insurgencia de 2012 en el norte de Malí, el gobierno militar controla solo el tercio sur del país, dejando el norte del país (conocido como Azawad) a los rebeldes del MNLA. Los rebeldes controlan Tombuctú, a 700 km de la capital. [20] En respuesta, la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) congeló los activos e impuso un embargo, dejando a algunos con solo días de combustible. Malí depende de las importaciones de combustible que se transportan por tierra desde Senegal y Costa de Marfil. [21]

Desde el 17 de julio de 2012, los rebeldes tuareg fueron expulsados ​​por sus aliados, los islamistas, Ansar Dine y Al Qaeda en el Magreb Islámico (A.Q.I.M.). [22] Un miniestado extremista en el norte de Malí es el resultado inesperado del colapso del golpe de estado anterior por parte de los oficiales del ejército enojados. [22]

Los refugiados en el campo de refugiados de 92.000 personas en Mbera, Mauritania, describen a los islamistas como "decididos a imponer un Islam de latigazos y armas a los musulmanes malienses". [22] Los islamistas en Tombuctú han destruido alrededor de media docena de venerables tumbas sobre el suelo de hombres santos venerados, proclamando que las tumbas son contrarias a la Shariah. [22] Un refugiado en el campo habló de encontrarse con afganos, paquistaníes y nigerianos. [22]

Ramtane Lamamra, el comisionado de paz y seguridad de la Unión Africana, dijo que la Unión Africana ha discutido el envío de una fuerza militar para reunificar Mali y que se han descartado las negociaciones con terroristas, pero las negociaciones con otras facciones armadas aún están abiertas. [22]

El 10 de diciembre de 2012, los soldados detuvieron al primer ministro Cheick Modibo Diarra y lo llevaron a una base militar en Kati. [23] Horas después, el Primer Ministro anunció su renuncia y la renuncia de su gobierno en la televisión nacional. [24]

El 10 de enero de 2013, las fuerzas islamistas capturaron la ciudad estratégica de Konna, ubicada a 600 km de la capital, del ejército de Malí. [25] Al día siguiente, el ejército francés lanzó la Opération Serval, interviniendo en el conflicto. [26]

El 8 de febrero, el territorio controlado por los islamistas había sido reconquistado por el ejército de Malí, con la ayuda de la coalición internacional. Los separatistas tuareg también han continuado luchando contra los islamistas, aunque el MNLA también ha sido acusado de llevar a cabo ataques contra el ejército de Malí. [27]

El 18 de junio de 2013 se firmó un acuerdo de paz entre el gobierno y los rebeldes tuareg.

Las elecciones presidenciales se celebraron en Malí el 28 de julio de 2013 y la segunda vuelta se llevó a cabo el 11 de agosto. [28] Ibrahim Boubacar Keïta derrotó a Soumaïla Cissé en la segunda vuelta para convertirse en el nuevo presidente de Mali.

El acuerdo de paz entre los rebeldes tuareg y el gobierno de Malí se rompió a finales de noviembre de 2013 debido a los enfrentamientos en la ciudad norteña de Kidal. [29] El 20 de febrero de 2015 se acordó un nuevo alto el fuego entre el gobierno de Malí y los rebeldes del norte. [30]

2020 editar

Desde el 5 de junio de 2020, comenzaron en Bamako las protestas callejeras pidiendo la dimisión del presidente Ibrahim Boubacar Keïta. El 18 de agosto de 2020, soldados amotinados arrestaron al presidente Ibrahim Boubacar Keïta y al primer ministro Boubou Cissé. El presidente Keïta dimitió y abandonó el país. El Comité Nacional para la Salvación del Pueblo liderado por el coronel Assimi Goïta tomó el poder, lo que significa que el cuarto golpe ocurrió desde la independencia de Francia en 1960. [31] El 12 de septiembre de 2020, el Comité Nacional para la Salvación del Pueblo acordó un 18 -Mes de transición política a un gobierno civil. [32] Poco después, Bah N'Daw fue nombrado presidente interino.


Patrimonio cultural

Apoyo a la preservación cultural: Por primera vez, una resolución del Consejo de Seguridad incluye la protección de sitios culturales e históricos en el mandato de una operación de mantenimiento de la paz.

La MINUSMA, en colaboración con la UNESCO, tiene el mandato de ayudar a las autoridades de Malí a proteger los sitios culturales e históricos de Malí de los ataques. También se le ha pedido a la misión que opere conscientemente en las cercanías de sitios culturales e históricos.

En Mali (entre abril de 2012 y enero de 2013)

El patrimonio cultural en el norte de Malí - sitios, objetos o prácticas y expresiones culturales - fue objeto de repetidos ataques y sufrió graves daños, especialmente en las ciudades de Tombuctú y Gao.

En Tombuctú, 14 de los 16 mausoleos que forman parte del patrimonio mundial fueron destruidos. Los ataques tuvieron como objetivo y destruyeron por completo los dos mausoleos de la mezquita de Djingareyber, así como el monumento de El Farouk. La puerta sagrada de la mezquita de Sidi Yahia se rompió. En septiembre de 2013, un ataque suicida dañó gravemente otros edificios de la ciudad, incluidas bibliotecas de manuscritos. Alrededor de 4.200 manuscritos del Institut des Hautes Etudes et de Recherches Islamiques Ahmed Baba (IHERI-AB) fueron quemados por grupos armados.

Fotos de la primera misión de expertos de la UNESCO a Tombuctú el 6 de junio de 2013 muestran los daños en los diferentes sitios.

La reconstrucción de mausoleos y la rehabilitación de bibliotecas de manuscritos están actualmente en curso en Tombuctú. La MINUSMA ha lanzado en particular un Proyecto de Impacto Rápido (QIP) para la rehabilitación de cuatro bibliotecas de manuscritos.

En la ciudad y región de Gao, numerosos instrumentos musicales se quemaron en mayo de 2012 y el mausoleo de El Kebir fue destruido en octubre de 2012.

Un video muestra la primera misión de la UNESCO de evaluar los daños al patrimonio cultural en Gao.

En Douentza, la gran Toguna en el centro de la ciudad fue saqueada y los pilares esculpidos fueron quemados.

El patrimonio inmaterial también se vio afectado por los hechos. Las expresiones y tradiciones orales existentes en Malí permiten a las poblaciones expresar y transmitir sus valores y conocimientos y son, en particular, herramientas para la resolución de conflictos y para crear cohesión inter e intracomunitaria. Numerosos eventos y prácticas culturales fueron interrumpidos desde el inicio del conflicto.

Hay ocho artículos malienses en la Lista del patrimonio cultural inmaterial. La Carta de Manden se añadió en 2009 y forma parte del patrimonio cultural de Malí desde marzo de 2011. Es una de las constituciones más antiguas del mundo, que aboga por la paz social a través de la diversidad, la inviolabilidad de la persona humana y la importancia de la educación , seguridad alimentaria, así como libertad de expresión y empresa.

En diciembre de 2013, las prácticas y conocimientos vinculados al imzad de las comunidades tuareg de Argelia, Malí y Níger también se agregaron a la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial. La música Imzad es interpretada por mujeres y proporciona un acompañamiento melódico y terapéutico para canciones poéticas y populares, glorificando a los héroes del pasado o ahuyentando a los espíritus malignos.

En marzo de 2014, Malí inició un inventario de su patrimonio cultural inmaterial, comenzando por las regiones del norte. El inventario tiene como objetivo particular identificar y documentar conocimientos y prácticas relacionados con la naturaleza, tradiciones orales, rituales y eventos festivos, artesanías tradicionales y prácticas tradicionales relacionadas con la prevención y resolución de conflictos.

La MINUSMA trabaja en estrecha cooperación con la UNESCO para apoyar a las autoridades malienses en la implementación de este proyecto y ayudar a la población maliense a recuperar la riqueza de su patrimonio cultural tangible e inmaterial. Para contribuir a la protección del patrimonio cultural de Malí, la UNESCO ha desarrollado el "Pasaporte del Patrimonio" para el norte de Malí. This aims to facilitate Mali’s implementation of its Law on Heritage and UNESCO’s four international Conventions, which are linked:

  • The Convention Concerning the Protection of the World Cultural and Natural Heritage (1972), ratified by Mali on 5 April 1977
  • The Convention for the Protection of Cultural Property in the Event of Armed Conflict (1954), ratified by Mali on 18 May 1961, and its Second Protocol (1999), which Mali signed on 15 November 2012
  • The Convention on the Means of Prohibiting and Preventing the Illicit Import, Export and Transfer of Ownership of Cultural Property (1970), ratified by Mali on 6 April 1987
  • The Convention for the Safeguarding of the Intangible Cultural Heritage (2003), ratified by Mali on 3 June 2005

To implement its mandate, MINUSMA engages in a number of activities through its Environment and Culture Unit:

  • The training of all civil, military and police personnel to raise their awareness of Malian cultural heritage
  • Support to the programme coordinated by UNESCO and the Ministry of Culture to rehabilitate the damaged heritage sites in the North of Mali
  • Support for the resumption of cultural events in the northern regions of Mali, contributing to the transmission of intangible heritage and social cohesion.

“Culture is more than a monument.” “Protecting culture is supporting people and giving them the strength to rebuild, to look towards the future,” as Irina Bokova, the Director General of UNESCO, said on 4 June 2013.


Islamist rebels in Mali destroy Timbuktu historic sites

Islamist rebels who have seized control of northern Mali used axes, shovels and automatic weapons to destroy tombs and other cultural and religious monuments for a third day on Monday, including bashing in the door of a 15th century mosque in Timbuktu, news agencies reported.

Rebels of the Ansar Dine faction fighting to assert Sharia law over the African nation at the crossroads of ancient trade routes ignored the appeals of United Nations officials over the weekend to cease the "wanton destruction" of the region's cultural heritage.

 In New York, U.N. Secretary-General Ban Ki-moon on Sunday called on "all parties to exercise their responsibility to preserve the cultural heritage of Mali," saying the attacks "are totally unjustified.”

Irina Bokova, head of the United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization, on Saturday urged the Ansar Dine fighters “to stop these terrible and irreversible acts” after militants smashed mud-walled tombs in Timbuktu.

On Monday, the Islamists, who claim allegiance to Al Qaeda, tore open the door to the Sidi Yahia mosque, telling townspeople they were wiping out "idolatry" at the monuments to Sufi Islamic saints and scholars.

"In legend, it is said that the main gate of Sidi Yahia mosque will not be opened until the last day [of the world]," said the town imam, Alpha Abdoulahi, according to Reuters news agency, which reached him in Timbuktu by telephone.

In radio and television interviews from Senegal, the newly appointed chief prosecutor of the International Criminal Court, Fatou Bensouda, warned the rebels that destruction of religious and cultural heritage could lead to war crimes charges.

“The only tribunal we recognize is the divine court of Sharia,” the Associated Press quoted Ansar Dine spokesmen Oumar Ould Hamaha as saying in response to Bensouda's warning.

The AP said Hamaha justified the destruction as a divine order to pull down idolatrous constructions "so that future generations don't get confused, and start venerating the saints as if they are God.”

Timbuktu had been developed as a tourist attraction, with locals operating hotels, guest houses and guided tours for visitors to the ancient sub-Saharan trading post and Islamic educational center.

Hamaha told the AP that Ansar Dine opposes tourists' coming to the religious sites, saying they "foster debauchery."

UNESCO put Timbuktu and the nearby Tomb of Askia on its List of World Heritage in Danger last week, after the Ansar Dine rebels seized the region that has been beset by a three-way civil war since a March 22 coup deposed Mali's government. The Islamist radicals have been fighting for territory with Taureg separatists since the latter defeated Mali government troops in the spring, leaving the capital Bamako rudderless and incapable of putting down either rebellion in the remote north.

"Timbuktu was an intellectual and spiritual capital and a center for the propagation of Islam throughout Africa in the 15th and 16th centuries," UNESCO notes on its website. "Its three great mosques, Djingareyber, Sankore and Sidi Yahia, recall Timbuktu's golden age."

The sites designated as important cultural heritage represent "the power and riches of the empire that flourished in the 15th and 16th centuries through its control of the trans-Saharan trade," UNESCO recalls in its description.

Fundamentalist Salafist Muslims have also attacked Sufi heritage sites in Libya and Egypt over the past year, and Al Qaeda-allied Taliban militants a decade ago blew up two 6th Century Buddha figures carved into a mountainside near Bamiyan, in central Afghanistan, on the same grounds that they idolized false gods.

-- Carol J. Williams in Los Angeles 

Photo: A still from a video shows Islamist militants attacking a shrine in Timbuktu on Sunday.  Credit: AFP / Getty Images


Mali — History and Culture

Mali may be one of the world’s poorest countries today, but was one of Africa’s mightiest empires in its glory days. The Malian people are justifiably proud of their country’s history and diverse cultures able to peacefully interact with each other. The nomadic desert lifestyle of Northern Mali’s Maure and Tuareg tribes has remained relatively unchanged for centuries.

Historia

Mali’s recorded history began with the Ghana Empire, which extended across the borders of present-day Mali and Mauritania during the 4th and 11th centuries. The Ghana Empire’s golden age began after camels were domesticated and able to transport salt, gold and ivory as far as the Middle East, North Africa and even Europe. Bamako’s National Museum of Mali (Kati) provides the most detailed displays of the country’s rich history.

It is unclear exactly when the Ghana Empire became part of the much larger Mali Empire, but by the early 14th century, Mali was one of Africa’s largest gold suppliers and most powerful states. Timbuktu became the leading center of Islamic education, with no fewer than 180 religious schools, three universities and countless private libraries. The largest library on Earth was once housed inside the Djinguereber Mosque (Askia Mohamed Boulevard, Timbuktu), one of Timbuktu’s few surviving landmarks from the golden era.

Timbuktu’s prominence and prosperity increased even further after Emperor Mansa Musa I brought a slew of gold and slaves to Mecca in 1324, but the Songhai Empire from present-day Nigeria eventually displaced them by the late 15th century. The Moroccan army, who defeated the Songhai by 1590, could not hold the area for very long, and Mali eventually split into several smaller states.

European sea routes to the New World further diminished the importance of trans-Saharan trade. By the time Mali became part of French West Africa in 1895, the region experienced several Fulani and Tuareg invasions. Between WWI and WWII, trade unions and student groups led an independence movement which eventually resulted in the Federation of Mali becoming an independent nation in 1960. Senegal, originally part of the Federation of Mali, became a separate country shortly afterward.

Mali’s first president, Modibo Keita, a descendant of the country’s powerful empires, imposed his own one-party state which a bloodless military coup overthrew in 1968. Drought and political protests brought further poverty and instability during the 1970's and 80's. Mali finally became a multiparty democracy in 1992, the year Alpha Oumar Konaré became the country’s first fairly elected president.

Years of conflict between Mali’s military and the country’s Tuareg nomads came to a head in 2012, when Tuareg and Islamist forces led an uprising against President Touré. The Islamist groups seized control of northern Mali including Timbuktu and imposed Sharia law. The country once again faces an uncertain future following one of the most unstable decades in recent history.

Cultura

From the nomadic Tuareg, Fulani, Bozo fishers, Bambara, and Dogon farmers, each of Mali’s dozens of ethnic groups have their own unique languages and history, yet generally interact amicably with each other. Each of these has passed down their own traditions, history and occupations over the centuries. Malian music and literature have both been heavily influenced by longtime oral storytelling. Traditional storytellers called griots often perform at weddings and other special events.

The colorful flowing robes many locals wear are called boubout, but handmade cotton mud cloth fabric also plays an important role in Mali’s culture and economy. Although most of the population is Muslim, Christian holidays are also observed and businesses close for half days on Friday and Sunday, as well as all day on Saturday's. Most Malians are respectful to visitors who give equal respect to their religious and cultural beliefs.


Cultural Heritage Sites of Mali

Mali boasts some of the world’s most fascinating architectural traditions and historic sites. When armed conflict began in the northern regions of Mali in April 2012, the country became emblematic of the dangers that warfare can pose to cultural heritage. Historic Malian sites in Gao and Kidal suffered significant destruction in the struggle, and the Great Toguna in the city of Douenza was ruined. Nine of the 16 mausoleums within the World Heritage Site boundaries of Timbuktu were destroyed by rebel forces between May and July of 2012, and even those sites not directly impacted by the fighting had been damaged. Rebels occupied parts of the Land of Dogons, encroaching on the Bandiagara Escarpment. Tourism—a major source of income in Mali— diminished dramatically, and the national crisis drained government coffers. The conditions were dire and resources scarce for conservation throughout the country when the entirety of Mali’s cultural heritage was included on the 2014 World Monuments Watch. In recognizing these sites, we declared our commitment to advocating for the protection of the country’s many significant sites, and raised a call for action by the global community.


Historic Villages In Pennsylvania

What historic landmarks in Pennsylvania can I visit?

In addition to the above list of historic villages in Pennsylvania, as one of the original 13 colonies, Pennsylvania has 169 National Historic Landmarks. Valley Forge is one of the best-known landmarks as it was an area used as a military camp during the Revolutionary War. Another landmark of note is the Eastern State Penitentiary where you can take a day or night tour of this historic prison and see Al Capone’s old cell.

Are there any museums where I can learn about Pennsylvania history?

While many of the historic sites around the state have museums, there are quite a few museums where you can learn more about the history of the commonwealth. To learn about the state’s military history, visit the Pennsylvania Military Museum in Boalsburg which has over 10,000 artifacts including tanks. You can also learn military history at the Pennsylvania Veterans Museum which is actually located inside the same building as a Trader Joe’s in Media, so you can shop for groceries and learn something all in one trip.

What are the most historic towns in Pennsylvania?

As the host to the most famous battle of the Civil War, Gettysburg is one historic town in Pennsylvania that everyone should visit. Head to the Gettysburg National Military Park to learn about the war and the role this town played in it. The town of Lititz was founded in 1756 by Moravians who were seeking religious freedom. If you visit, you’ll feel as though you’ve stepped back in time with the numerous preserved historic homes and buildings. And while you’re there, you may as well stop by Julius Sturgis Pretzel Bakery, which was founded in 1861 and is the oldest pretzel bakery in the country.


How did the world react?

At the time, the international consensus on peacekeeping practices was being dictated by the UN Brahimi Report an attempt to learn from previous intervention embarrassments like Rwanda and Bosnia. The report recommended third-generation peacekeeping operations to focus on regional responses they were pretty much told to stop with the modern version of White Man&rsquos Burden o Mission Civilatrice. However, if it became necessary, they were allowed to use Chapter VII of the UN Charter- to go all out on the use of force. And so, when the Malian government requested foreign intervention, the international response was carefully planned out.

Firstly, regional efforts were prioritized as the UN authorized ECOWAS to create the African-led International Support Mission to Mali (AFISMA), a more than 6,000 troop initiative. Similarly, the AU pushed forward the African Union Mission for Mali and the Sahel (MISAHEL), which served as technical and training support. France, as an ex-colonialist power interested in protecting French citizens in the region, in controlling migration flows and in preventing terrorism (as well as in the expansion of Françafrique, let no one fool you), was permitted to intervene through Operation Serval.

Regardless of these carefully planned efforts, the conflict continued to spread across borders, and it started to become a threat for the Western sphere as terrorism moved outside of the Sahel region. That&rsquos when the UN threw the house out of the window, absorbed AFISMA&rsquos forces and created the second largest peacekeeping mission in its history the Multidimensional Integrated Mission in Mali (MINUSMA).

To hell with regional efforts.

Another beautiful example of how much regional efforts were prioritized (not), was France&rsquos intervention. In 2014, it upgraded Operation Serval to Operation Barkhane, its largest overseas campaign with more than 5,000 troops and a yearly budget of almost 600mn euros. Regardless of successes, like the assassination of AQIM&rsquos leader Abdemadel Droukdel, this operation faces severe opposition in the region and at home. In France, citizens are tired of sending their soldiers to die, as more than 50 have been killed since 2014. In the Mali, France&rsquos intervention is seen as an insult to national sovereignty with some Neo-colonialist undertones.

In the meantime, the five countries most affected by the spillover effects &ndashBurkina Faso, Niger, Mauritania, Chad and Mali- created the G5 Sahel, an intergovernmental cooperation framework. A couple of years later, the group realized the futility of international efforts and created the G5 Sahel Joint Force, which counts with more than 5,000 solders.

If required, all of these operations have the right to use full force.


Landmarks in Mali photo gallery

Natural landmarks in Mali

In desert and semi-arid areas, which cover over 65% of the area of Mali live nomads who managed to preserve traditions of the peoples mandate and the Tuareg. If you like romance recommend you take a boat trip on the River Niger in particular Koima Dune.

The sunsets here are amazing. Also interesting landmark is Mount Hombori, this is the highest point in Mali. Is a large monolithic rock rising amid the endless savannah. At the foot of Mount Hombori caves where there are pictures of people lived here thousands of years ago.

From historical landmarks in Mali can mention the tomb of Askia. It is the burial of Askia Mohammed I, founder of the Songhai Empire.

The tomb itself was built from mud in 1495 and is now preserved its authentic form.

If you want to see how people live in the rocks, then in Bandiagara Cliffs've come to the right place. Bandiagara Cliffs is a 135 km rock wall on which were built the homes of the people.

To the south of this wall is the low fertile plain and it's protected by UNESCO. National Park Boucle du Baoele will not see wildlife rather unique collection of prehistoric rock paintings and tombs.

Other sites that have been protected by UNESCO old town of Djenne, and in particular the great mosque and the city of Timbuktu in its historical and cultural values. How much more interesting are the attractions in Nigeria or landmarks in Mali you can own each to answer, but if you have extra time, visit Niger.

If you want to spend a unique picnic by the water and bathe in the warm spray of the waterfall, it Woroni Falls is your place. The waterfall is 20 meters high and below it has a nice pool for swimming.

The place is surrounded by lush vegetation and is a popular destination for tourists tent camp in nature.


Ver el vídeo: 20 Curiosidades de Mali . El país del oro y la sal (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Mukora

    Me gustaría saber, muchas gracias por una explicación.

  2. Sucki

    Vemos, no el destino.

  3. Tujin

    Disculpa, que te interrumpo.

  4. Walfrid

    Hay algo en esto. Gracias por su ayuda en este asunto, cuanto más simple mejor ...

  5. Grosida

    Cuáles son las palabras correctas ... súper, gran frase

  6. Danathon

    El problema es una respuesta rápida :)



Escribe un mensaje