La historia

Atleta griego con Strigil

Atleta griego con Strigil


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Los atletas antiguos hicieron algo realmente impactante con sus genitales

Antikenmuseum Basel und Sammlung Ludwig a través de Wikimedia Commos

¿Qué es lo más extraño que aprendiste esta semana? Bueno, sea lo que sea, te prometemos que tendrás una respuesta aún más extraña si escuchas el exitoso podcast de PopSci. Lo más extraño que aprendí esta semana llega a Apple, Anchor y en cualquier otro lugar donde escuches podcasts todos los miércoles por la mañana. Es su nueva fuente favorita de los hechos, las cifras y las espirales de Wikipedia más extrañas de la ciencia adyacente a los editores de Ciencia popular puede reunir. Si te gustan las historias de esta publicación, te garantizamos que te encantará el programa.


Cerámica: Kylix griego con Strigil Athlete

Una fotografía muestra una kylix griega de figuras rojas en exhibición. La parte inferior de la taza tiene una ilustración de un atleta griego desnudo que se raspa el brazo con un strigil.

Información

Esta pintura de kylix griega representa a un atleta que se limpia con un strigil. Estas herramientas se utilizarían para raspar sustancias extrañas de la piel, generalmente antes de bañarse. En la cultura griega, los atletas se cubrían con aceite de oliva, que se mezclaba con el sudor y la suciedad durante el entrenamiento. (Pálido los luchadores incluso arrojaban polvo a propósito sobre su piel ungida para un mayor agarre). Usaban estos strigils para raspar esta sustancia, que a veces se guardaba y congelaba para usar como ungüento médico.

Artículos relacionados

Richter, G. M. (2008). Bronces griegos, etruscos y romanos. Prensa Lindemann.

Sansone, D. (1992). Atletismo griego y la génesis del deporte. Prensa de la Universidad de California.


Strigil

Strigil
Romano, Mediterráneo Oriental (?)
California. Siglo I-4 d.C.
(Common Era reemplaza a AD, Anno Domini "en el año de nuestro Señor")
Bronce
Compra del museo (70.248)
Longitud: 18,2 cm
Se pueden ver imágenes adicionales en Argus

Matraz
Romano, 1º c.
Bronce
74.143
Compra del museo
Altura: 11,6 cm

Preguntas orientadoras
¿Para qué crees que se podrían haber utilizado estos objetos?

Si los iba a usar para ayudarlo a bañarse, ¿cómo cree que podría usarlos? El strigil tiene grabado "XX" en el interior del mango. ¿Qué crees que podría significar eso?

Acerca de los objetos
El frasco, que está hecho de bronce, es similar en forma y uso a un tipo de alfarería antigua llamado aryballos. Tanto un frasco como un aryballos habrían tenido aceite de oliva. Los griegos, etruscos y romanos usaban estos objetos para ayudar a limpiarse, a menudo después de una intensa actividad atlética en el gimnasio. En los baños comunitarios, primero rociaron el aceite de oliva del frasco o aryballos por toda la piel, luego usaron el strigil para raspar todo el aceite, el sudor y la suciedad de la piel.

El matraz del Museo conserva un eslabón de una cadena aún unido a su tapón. La cadena probablemente era mucho más larga y pudo haber sido usada para sujetarla a un strigil o un cinturón, o para colgarla en una pared. El strigil tiene XX grabado en el interior del mango. No sabemos el significado de esto.

Sobre la cultura
En la antigua Grecia y Roma, el baño era un proceso complejo con múltiples pasos. Los ricos probablemente tenían los baños en sus propios hogares, mientras que la gente común y los esclavos asistían a los establecimientos de baños locales. Si los baños eran lo suficientemente grandes, los hombres y las mujeres tenían áreas separadas. Si no, hombres y mujeres tenían momentos del día separados para bañarse. Se empapaban en piscinas de diversas temperaturas recibían masajes, comían comida, leían, visitaban o realizaban negocios. Podían terminar en baños de vapor donde serían raspados para eliminar el aceite, el sudor, la suciedad y la arena, dependiendo de la actividad en la que hubieran participado.

El aceite de oliva era un recurso importante en todo el Mediterráneo antiguo. Se usaba en los baños como usaríamos jabón, como protector solar o aceite bronceador, con fines medicinales, en lámparas con mechas para alumbrar, y se usaba para cocinar y como ingrediente en muchos alimentos. El aceite de oliva se transportaba en grandes frascos en barcos a través del mar Mediterráneo y, a menudo, se intercambiaba por otros productos.

Conexiones
El Apoxiomenos es una escultura antigua que representa a una persona usando un strigil. ¿Qué más puedes contar de esta persona? Puede encontrar una copia de esta escultura en la Galería de Reparto del Museo. (Ver también recurso del Museo, Abordar la desnudez en el arte vinculado a continuación)

Lyssipos
Apoxiomenos
Reproducción de yeso en el Museo de Arte y Arqueología
Copia romana de un original griego, encontrado en Trastevere, ca. 330 a. C.
Mármol
Museo Pio-Clementino, Roma

¿Qué tipo de herramientas usas en el baño? ¿Cómo crees que verán a las personas en el futuro?


Apoxiomenos del Vaticano & # 8220Scraper & # 8221 por Lysippus

El Apoxiomenos del Vaticano es una copia romana del siglo I d.C. después de un original griego de bronce de aproximadamente 330 a.C. de Lisipo. El Apoxiomenos, que en griego significa & # 8220Scraper & # 8221 es uno de los temas de la escultura votiva griega antigua.

Es un motivo de salud y fitness más que un retrato individual. Representa a un atleta, atrapado en el acto de quitarse el sudor y el polvo de su cuerpo con el pequeño instrumento curvo que los griegos llamaban Strigil.

El término Apoxiomenos proviene del verbo griego que significa limpiarse uno mismo.

Lisipo posó su tema en un verdadero contrapposto, con un brazo extendido para crear una sensación de movimiento e interés desde una variedad de ángulos de visión.

El artista griego ha conseguido plasmar el movimiento del brazo que, con su fuerte avance, crea un espacio y da profundidad a la imagen.

El Apoxiomenos más famoso de la antigüedad fue el creado por Lisipo, en 330 a. C. Fue el escultor de la corte de Alejandro Magno.

El bronce original se ha perdido, pero es famoso por su descripción en los relatos de Plinio el Viejo, que relata que el general romano Agripa instaló la obra maestra de bronce de Lisipo en las Termas de Agripa que erigió en Roma, alrededor del año 20 a. C.

Más tarde, el emperador Tiberio se enamoró tanto de la escultura que la trasladó a su dormitorio. Sin embargo, hubo un alboroto público en el teatro de:

& # 8220 Devuélvenos nuestros Apoxyomenos. & # 8221

El alboroto público avergonzó al emperador Tiberio para que devolviera la famosa estatua al pueblo.

Una copia de mármol de la escultura de bronce original perdida es ahora su gran reemplazo y se exhibe en los Museos Vaticanos en Roma. Fue descubierto en 1849 cuando fue excavado en Trastevere.

La estatua es un poco más grande que el tamaño natural, es característica de las nuevas proporciones iniciadas por Lisipo, con una cabeza un poco más pequeña y miembros más prolongados y delgados. La cabeza de Scraper & # 8217s es solo un octavo de la longitud total del cuerpo.

Strigil

Un strigil es una herramienta para la limpieza del cuerpo raspando la suciedad, el sudor y el aceite que se aplicó antes del baño en las culturas griega y romana antiguas. En estas culturas, el strigil fue utilizado principalmente por hombres, específicamente por atletas masculinos.

Los strigils eran comúnmente utilizados por personas que realizaban actividades vigorosas, en las que acumulaban grandes cantidades de suciedad y sudor en sus cuerpos. Los individuos ricos a menudo tenían esclavos para empuñar los strigils y limpiar sus cuerpos.

Los strigils no solo eran significativos en un sentido práctico, sino también culturalmente. A menudo se encuentran en tumbas o entierros, en algunos casos, junto con una botella de aceite.

Contrapposto

Contrapposto es un término italiano que significa & # 8220 contrapeso. & # 8221 Se utiliza en escultura para describir una figura humana de pie con la mayor parte de su peso sobre un pie, de modo que sus hombros y brazos se tuercen fuera del eje de las caderas y piernas en el plano axial.

Esta técnica artística se inventó por primera vez en la antigua Grecia a principios del siglo V a. C. y se considera un desarrollo crucial en la historia del arte griego antiguo.

El método fue popularizado aún más por los escultores en los períodos helenístico e imperial romano. Miguel Ángel & # 8217s estatua de David es un ejemplo famoso de contrapposto.


Contenido

La lucha griega era conocida por los antiguos como o el pálido ("lucha erguida (o erguida)"). [2] La leyenda dice que Teseo de Atenas inventó la lucha libre. [3] El objetivo (puntería) del luchador era arrojar a su oponente al suelo desde una posición de pie. Las presas estaban restringidas a la parte superior del cuerpo y se desconocía inmovilizar a un oponente contra el suelo. La lucha en el suelo estaba permitida solo en los deportes conocidos por los griegos como kato pálido ("lucha en el suelo") y pankration. [4]

Se anotó un punto por una caída. Se produjo una caída cuando la espalda o los hombros de un luchador tocaron el suelo. Se necesitaban tres puntos para ganar un partido. [2] La lucha era menos áspera que el pankration y requería menos espacio. Como resultado, fue el deporte más popular entre los atletas griegos. Fue un evento en el pentatlón (y podría ser el evento decisivo) pero también fue un evento separado, con las mismas técnicas. La lucha libre se mencionó en numerosas ocasiones en la literatura griega, especialmente en la poesía. [5]

Los restos de un manual de lucha en papiro del siglo II d.C. revelan que los griegos estaban familiarizados con los candados, las articulaciones, los hombros y otras técnicas utilizadas por los luchadores modernos. Debido a que no había límites de tiempo para los partidos, algunos terminarían en empates. Un luchador podría someterse bajo un estrangulamiento y "hacer tapping". En ocasiones, los luchadores eran asesinados en competencias, pero sus oponentes nunca fueron considerados responsables de homicidio. [6]

La lucha libre se enseñó y se practicó en un edificio llamado el palaestra. Había muchas de estas escuelas de lucha libre en Grecia. Las primeras palaestras se construyeron alrededor del siglo VI a. C. [7] Eran de propiedad privada, pero en el siglo V a. C. se estaban construyendo palaestras con fondos públicos. [8] Las palaestras se construyeron hasta el final de la era del Imperio Romano. El antiguo erudito griego Plutarco escribe que en la palaestra solo se enseñaba y practicaba la lucha y el pankration. El boxeo y otros deportes se enseñaban y practicaban en los gimnasios. [7]

La palaestra consistía en un patio cuadrado o rectangular abierto al cielo. Este patio se usó para entrenamiento y práctica. El patio estaba rodeado de columnatas. [9] Durante el tiempo lluvioso, la lucha libre y el pankration se practicaban bajo las columnatas. Las salas contiguas a las columnatas se utilizaron para conferencias, bañarse, vestirse y desvestirse, jugar, socializar y almacenar equipos y aceite de oliva. El sexo gay era rampante en la palaestra, a pesar de los esfuerzos oficiales para frenarlo. [10]

Los atletas griegos eran los pocos atletas del mundo antiguo que practicaban y competían desnudos. Los luchadores de Homero en Ilíada usaba taparrabos, pero poco después de la Era de Homero, los atletas griegos comenzaron a desnudarse. No se sabe por qué. [11] Pausanias dice que los atletas querían imitar a Orsippos de Megara, un corredor que ganó una carrera a pie en Olimpia en 720 AC después de perder su taparrabos. Dionisio de Halikarnassos y Tucídides atribuyó la costumbre a un espartano.

Otras leyendas dicen que un corredor se tropezó con su taparrabos y los funcionarios lo prohibieron por no ser seguro. Algunos dicen que los atletas se desnudaron para demostrar que eran hombres o porque podían correr mejor desnudos. Se han dado otras razones: deportistas desnudos por motivos eróticos, o por motivos de culto, o por buena suerte, o como ecualizador democrático. Algunos dicen que se desnudaron porque estaban orgullosos de sus cuerpos musculosos y bronceados.

Los griegos llamaban al pene un "perro". Los atletas a veces usaban un cordón llamado "correa de perro" para atar el prepucio del pene. Se desconoce si esta costumbre tuvo significados sexuales o estéticos. Parece haber sido una cuestión de preferencia personal. Atar el prepucio es a veces un tema en la pintura de jarrones. [12] [13]

El luchador griego llevó tres artículos a la palaestra: un frasco de aceite, un raspador y una esponja. El frasco de aceite (aryballos) era un recipiente de cerámica con un labio ancho y una boca estrecha que contenía la ración diaria de aceite de oliva de un luchador. Estos contenedores tomaron una variedad de formas. Algunos fueron diseñados para parecerse a pájaros, animales o partes del cuerpo humano como la cabeza, el pie o el pene. La mayoría eran simplemente globos sin una base de reposo. [14]

El raspadorstrigil o stlengis) era una herramienta con una hoja cóncava. Estaba hecho de bronce, plata, vidrio o hierro. Se utilizó para raspar el aceite de oliva y el sudor acumulados (gloios) del cuerpo de un atleta. Los gloios se vendieron por su supuesto valor medicinal. Se usaba para tratar inflamaciones de las articulaciones, vulva y ano, verrugas genitales y lesiones sifilíticas, esguinces y dolores musculares. [15] Una vez que se eliminó el sudor y el aceite, el luchador se bañó con una esponja (spongos). [16]

Los atletas pesados ​​(luchadores, pankratiasts y boxeadores) compartían los mismos edificios, practicaban los mismos ejercicios, usaban el mismo equipo (sacos de boxeo) y seguían las mismas dietas de carne con alto contenido de proteínas. Una vez, a los luchadores de Olympia se les dio práctica ligera de boxeo como preparación para la competencia. [8]

Los luchadores primero se frotaron el cuerpo con aceite de oliva para mantener la arena fuera de sus poros. El luchador luego se desempolvó con un polvo fino. A veces practicaba con un compañero para aprender tácticas, pero, en su mayor parte, los luchadores simplemente luchaban. El ritmo era importante, por lo que los luchadores practicaban y competían con música de flauta. A diferencia del boxeo y el pankration, la práctica de lucha se llevó a cabo en toda su extensión. Los luchadores se llevaban el pelo corto para evitar darles a los oponentes algo que agarrar o usaban un casquete para mantener el pelo en su lugar. [17]

Los luchadores fueron emparejados por sorteo (Kleroi). Estos lotes eran del tamaño de un frijol y estaban marcados con una letra. Había dos lotes para cada letra. Los lotes se mezclaron en una jarra. Cada luchador sacó un lote y se emparejó con el luchador que dibujó la misma letra. Si hubiera un número impar de luchadores, la última letra se marcaría en un solo lote. El luchador que lo dibujó no competiría en la primera ronda. [18]

Un partido comenzó en una posición conocida como "estar juntos" (sístasis). Los luchadores se apoyaban el uno en el otro hasta que sus frentes se tocaban. Desde esta posición, cada uno intentaría tirar al suelo a su oponente. Un luchador puede lanzarse hacia adelante agarrando los hombros de su oponente o envolviendo sus brazos alrededor del torso de su oponente en un "abrazo de oso". Los dos podrían evitar el contacto cercano durante la lucha inicial, con cada uno luchando por agarrar las piernas o los brazos de su oponente. Eventualmente, uno encontraría el agarre que necesitaba para lanzar a su oponente. [1] Un luchador puede intentar agarrar las manos, muñecas o brazos de su oponente y lanzarlo con un giro repentino (akrocheirismos), o acérquese y agarre el cuerpo. [19]

Un partido se dividió en secciones marcadas con "caídas". Los luchadores se volvieron a involucrar sin un intervalo (descanso) después de una caída. Los historiadores y académicos del deporte no están seguros de qué constituye exactamente una caída. Sin embargo, coinciden en que implicaba tocar al menos los hombros o la espalda con la tierra. Tres caídas fueron una victoria y el partido se terminó. [7]

En Deportes de combate en el mundo antiguo, Michael Poliakoff señala que la lucha griega era un deporte brutal y toleraba algunas tácticas duras. Era menos brutal que los otros dos deportes de combate — el pancracio y el boxeo — pero, aunque el golpe estaba prohibido y la rotura de dedos finalmente se convirtió en ilegal, se permitieron algunos movimientos que amenazaban las extremidades, agarres del cuello y estrangulamientos. La lucha libre se consideraba un deporte artesanal debido a su gran cantidad de apalancamiento y agarre. Era un deporte que ponía a prueba las "virtudes marciales: astucia, audacia, coraje, autosuficiencia y perseverancia", escribe Poliakoff, y los griegos "esperaban que un hombre instruido y educado practicara y disfrutara la lucha libre cuando sea adulto". [20]

El objetivo (puntería) del luchador era anotar una caída sobre su oponente. Tocar el suelo con la espalda o los hombros era una caída. No había un espacio de lucha definido como un ring o un círculo y no había límite de tiempo. Las presas se limitaron a la parte superior del cuerpo y se permitió tropezar con los pies. [21]

No había divisiones de peso en la lucha libre griega, el deporte estaba dominado por los grandes y fuertes. Estos hombres y niños podrían derrotar a un oponente más pequeño pero más hábil simplemente por su tamaño. [22] Se requirieron tres caídas para ganar una competencia formal. Cinco combates fueron posibles en un partido. Los antiguos nunca otorgaban puntos por tácticas exitosas, como en la lucha libre moderna, y se desconocía "inmovilizar" o sujetar a un oponente contra la tierra. Estaba permitido estrangular o asfixiar a un oponente para obligarlo a conceder (admitir) la derrota.

Mantener a un oponente en una posición de la que no podía escapar también era una caída, al igual que estirar a un hombre a lo largo del suelo. Un luchador podía caer sobre una rodilla, pero esto era arriesgado. Una vez que dos luchadores caían juntos a la tierra, a veces era difícil determinar exactamente qué estaba sucediendo y surgían disputas. Lanzar a un oponente fuera del skamma (foso de lucha) no fue una caída, pero contó como una victoria de todos modos.

Tres movimientos clásicos de la lucha libre griega fueron la "yegua voladora", el "agarre del cuerpo" y los elegantes viajes a pie. En la yegua voladora, el luchador agarraba el brazo de su oponente, lo arrojaba sobre su hombro y lo enviaba al suelo de espaldas. En el agarre del cuerpo, un luchador agarraría a su oponente por la cintura, lo levantaría en el aire, lo voltearía y lo dejaría caer de cabeza al suelo. Los elaborados viajes a pie harían que un luchador se estrellara contra el suelo, pero los luchadores de la vieja escuela que dependían de la pura fuerza despreciaban los elegantes viajes a pie. [3] No se permitían puñetazos, patadas ni raspaduras en zonas blandas del cuerpo. Se anotó un punto si un luchador se retiraba debido a una sujeción por sumisión. Era posible que un partido durara cinco rondas. [23]

La lucha libre fue un evento en los antiguos Juegos Olímpicos. Se añadió al programa olímpico en el 708 a. C. Fue la primera competencia agregada a los Juegos Olímpicos que no fue una carrera a pie. [4] La lucha de niños se agregó al programa olímpico en 632 a. C. Los luchadores rezaron a Heracles por fuerza y ​​a Hermes por velocidad. [18] La competencia de lucha libre se llevó a cabo en el estadio, no en el Palaestra en Olympia. [6]

Lucha, boxeo y el pankration (los deportes de contacto), se llevaron a cabo el cuarto día del festival olímpico. No hubo divisiones de peso en la lucha libre griega. Los dieciséis luchadores olímpicos eran pesos pesados ​​con músculos "del tamaño de rocas" según un testigo. Los fanáticos les dieron a los luchadores apodos que se ajustaban a su físico, como "el oso" o "el león". [24]

El antiguo entrenador Filóstrato pensó que un temperamento uniforme y un físico fino eran importantes para un luchador. Le gustaba un luchador con la espalda recta, un muslo sólido hacia afuera, y escribió que "las nalgas estrechas son débiles, las gordas lentas, pero las nalgas bien formadas son una ventaja para todo". [24]

Leontiskos fue campeón olímpico de lucha libre en 456 y 452 a. C. Aunque las reglas contra romper los dedos de un oponente se establecieron en el siglo VI a. C., Leontiskos ganó usando solo esta táctica. [25] Milo de Croton fue otro héroe olímpico, el único luchador que ganó cinco campeonatos olímpicos. Fue derrotado en su sexto intento cuando tenía cuarenta años. El luchador olímpico Polydamas murió cuando intentó sujetar el techo de una cueva durante un terremoto. [3]

Los luchadores fueron elogiados por su belleza física. La inscripción en el monumento a Theognetos de Egina dice:

Reconocer al mirar a Theognetos, niño victor
en Olympia, un maestro del arte del luchador.
Lo más hermoso de ver, en el concurso no menos bendecido
ha coronado la ciudad con sus buenos parientes.


Frasco que representa a un atleta tracio encontrado en la tumba de un fanático de los deportes de la antigüedad

Hace unos 1.800 años, un artesano inmortalizó a un atleta tracio en latón, conservando lo que parece ser un luchador en forma de balsamario, o recipiente utilizado para almacenar líquidos, incluidos aceites, bálsamos y perfumes. Varias décadas después, el frasco fue enterrado junto a los restos de un hombre de 35 a 40 años en lo que ahora es el sureste de Bulgaria.

Un nuevo estudio publicado en el Revista estadounidense de arqueología analiza este artefacto & # 8220spectacular & # 8221 con gran detalle, proporcionando información sobre los orígenes, el tema y el lugar del balsamario & # 8217 dentro de la cultura tracia en general. (Tracia, una región antigua que comprende partes de Grecia, Bulgaria y Turquía, estaba bajo control romano en el momento de la producción de la jarra).

Como explican los autores, & # 8220Al proporcionar una descripción detallada del balsamario, los resultados de su análisis metalográfico, y un relato preciso de su contexto arqueológico y su fecha, esperamos aclarar algunos problemas aún sin resolver relacionados con la función y producción de tales buques. & # 8221

Por Ciencia en vivoe & # 8217s Owen Jarus, el antiguo frasco representa a un hombre con barba de chivo con la nariz doblada que probablemente se rompió durante un combate de lucha libre y nunca sanó por completo. El atleta no identificado cuenta con una gorra ajustada hecha con la piel de una pantera o leopardo: sus fosas nasales y ojos medio cerrados aparecen en la parte frontal del accesorio, mientras que sus afilados dientes, orejas, pelaje manchado y melena están representados hábilmente por detalles de latón rendido.

El hombre de 35 a 40 años probablemente usó el recipiente durante toda su vida (Daniela Agre)

Según el estudio, el gorro alude a Hércules, un héroe mitológico griego que derrotó al león de Nemea y a otras bestias aparentemente invencibles. Al incluir un adorno tan & # 8220 impresionante & # 8221, el artesano insinuó la similitud del atleta con Hércules y, por extensión, su & # 8220 poder y coraje heroicos & # 8221.

Los arqueólogos descubrieron el balsamario del luchador mientras excavaban un túmulo funerario en 2015. Como señala el estudio, el sitio también arrojó dos pares de zapatos, fragmentos de vasijas de vidrio, una moneda de bronce datada entre 198 y 217 d.C. y un strigil, o hoja curva utilizada para raspar. aceite y suciedad de la piel de uno & # 8217.

Aunque los estudiosos no están de acuerdo con la función histórica de balsamaria, los autores del estudio señalan que la presencia tanto del recipiente como de un strigil en una sola tumba apunta hacia el uso anterior como recipiente ungüento asociado con el ejercicio y el baño. La naturaleza antropomórfica del frasco también apoya esta teoría en lugar de representar un tema más típico como Hércules o Dionisio, el balsamario representa a un hombre fácilmente identificado como un atleta sobre la base de su nariz torcida y su gorra intimidante.

La autora principal, Daniela Agre, del Instituto Arqueológico Nacional con Museo en la Academia de Ciencias de Bulgaria, dice Ciencia viva& # 8217s Jarus que la tumba probablemente pertenecía a un aristócrata tracio que & # 8220 practicaba deporte en su vida diaria, en lugar de a un atleta profesional & # 8221.

Ella agrega, & # 8220 Creemos que el túmulo & # 8221 & # 8212 un túmulo funerario de 9,8 pies de alto & # 8212 & # 8220 se usó como una necrópolis familiar y el difunto era parte de esta familia. & # 8221

Según el estudio, el individuo en cuestión usó el balsamario durante un período de 20 a 25 años, y lo desgastó hasta tal punto que tuvo que reemplazar el mango del frasco y el mango # 8217. Tras la muerte del hombre, esta preciada posesión lo siguió hasta la tumba, donde permaneció durante casi dos milenios.


Culto al 'cuerpo hermoso'

Si un ciudadano de la antigua Grecia visitara una instalación de entrenamiento moderna para atletas olímpicos, probablemente se sentiría como en casa. Dietas ricas en proteínas. Entrenadores personales. Entrenamiento de fuerza. Reclusión. Al igual que los competidores de hoy, los griegos siguieron regímenes de entrenamiento, cualquier cosa que pudiera mejorar su desempeño. La diferencia era que corrían, saltaban, tiraban o luchaban por la gloria de sus dioses y por alcanzar el ideal griego de un cuerpo hermoso que albergaba una mente hermosa.

Pero el atleta de hoy se sorprendería al saber que los griegos no solo compitieron sin el respaldo de Adidas y sin zapatos deportivos elegantes, sino que también compitieron sin ropa. (Pero más de eso después.)

Estas comparaciones son solo un elemento que se destaca en una exposición programada en el momento oportuno "Juegos para los dioses" en el Museo de Bellas Artes de Boston (MFA).

Muchos visitantes de museos se han apresurado a dejar atrás exhibiciones de jarrones y estatuas griegas antiguas en las grandes instituciones de arte del mundo con solo una vaga idea de lo que representan.

Los jarrones sirven como instantáneas de la vida en la época griega, dice Christine Kondoleon, curadora de la exposición del MFA.

Estos artefactos, que incluyen frascos, platos y cuencos pintados de manera vívida, pequeñas estatuas de metal y grandes esculturas de mármol, apuntan a una sociedad en la que el atletismo era más que celebrado: era parte de un ritual religioso más amplio que implicaba el logro de "arete , "o virtud.

Los Juegos Olímpicos modernos descienden del más prestigioso de los muchos concursos atléticos que se celebran regularmente en toda Grecia. Estos festivales sirvieron como campo de pruebas para los jóvenes nacidos libres de habla griega de familias adineradas.

A partir de los 12 años, a los niños se les enseñó filosofía, música y atletismo en complejos que a menudo incluían el palaistre (escuela de lucha) y el gimnasio (derivado de la palabra gimnos, o "desnudo"). Cada niño fue emparejado con un mentor masculino adulto.

En el marco de los gimnasios, donde las mujeres estaban excluidas, estos jóvenes fueron iniciados en sus deberes y privilegios como ciudadanos. El gimnasio proporcionó un contexto para la desnudez que era habitual y obligatoria. Sin ropa, cada hombre era igual a los ojos de los dioses, según la Sra. Kondoleon.

Los hombres mayores se desempeñaron como entrenadores y árbitros. Estas figuras aparecen en el arte griego completamente vestidas y con barbas. Los jóvenes, por el contrario, son representados como delgados y sin barba, estos chicos entrenaron y compitieron desnudos.

Junto con todo este vínculo masculino vino una cercanía entre el estudiante y el mentor que podría convertirse en pederastia. Por lo que los eruditos han podido determinar, los griegos alentaron a los jóvenes a buscar la sabiduría y la experiencia de sus mayores en asuntos intelectuales, físicos y espirituales. Sin embargo, está claro que los atenienses, al menos, querían evitar el contacto fuera del horario laboral sin supervisión entre hombres mayores y niños pequeños en el gimnasio. Establecen horarios de apertura y cierre a seguir por los entrenadores.

Al mismo tiempo, los griegos admiraban mucho a los deportistas que podían abstenerse de cualquier tipo de actividad sexual, creyendo que tal comportamiento conservaba su vigor.

Mientras que otras culturas, sobre todo la de los romanos, copiaron muchos aspectos de los juegos griegos, dejaron de lado notoriamente el énfasis griego en la desnudez y las relaciones con los niños.

Entre los concursantes griegos, la única excepción a competir desnudos parecen ser los aurigas. (Esto parecería prudente. A pocos de nosotros nos gustaría imaginarnos siendo arrastrados detrás de un caballo sin siquiera nuestras botas).

La humillación no era desconocida en las competencias atléticas, en las que solo importaba la victoria, no había segundo o tercer lugar. Se creía que el ganador era favorecido por los dioses, por lo que traía honor y gloria a su aldea. Otros competidores que no estuvieron a la altura regresaron a casa en desgracia.

Un atleta que hizo trampa, si era descubierto, pagó una multa que se utilizó para hacer una estatua de bronce en la que se inscribió su ofensa. La estatua fue colocada en el camino hacia el estadio como recordatorio permanente y como advertencia a otros atletas. (Los fanáticos de los Juegos Olímpicos de hoy pueden verse tentados a ver esta táctica como una forma útil de combatir los escándalos de dopaje actuales).

Los competidores exitosos, por el contrario, podrían recibir cualquier premio, desde una corona de laurel o ramas de olivo hasta ollas de valioso aceite de oliva. Esta alfarería fue producida en hornos locales por artistas que dibujaron las figuras de memoria. Aunque estos pintores no eran de alta cuna, debieron haber tenido un acceso notable a los gimnasios, según John Herrmann, co-curador con Kondoleon de "Games for the Gods".

Un espectador podría maravillarse de que las estatuas de la exposición muestren poca emoción o esfuerzo inherente a la competencia atlética. No era para los griegos la imagen de un atleta haciendo muecas de concentración o de dolor. En cambio, preferían que sus héroes tuvieran expresiones serenas.

En todas las metrópolis griegas, el gimnasio promovió un ideal de carácter masculino griego, "el epítome de lo que significa ser humano", dice Nancy Evans, profesora asistente de los clásicos en Wheaton College en Norton, Massachusetts. "Los [atletas] se convirtieron en semidioses . "

Como tal, las estatuas de mármol o bronce que adornaban los pasillos del gimnasio eran a menudo versiones idealizadas de atletas famosos, colocadas allí para inspirar a los jóvenes participantes. Hoy en día, una herramienta de motivación similar podría ser un póster de LeBron James pegado en un gimnasio de la YMCA.

Durante las próximas dos semanas, la admiración por estos ejemplares físicos excepcionales llevará a millones de televidentes a sintonizar los Juegos de Atenas.

Uno de esos admiradores es el fotógrafo John Huet, cuyo trabajo se muestra en la exposición MFA como un contrapunto moderno a las imágenes antiguas. Un fanático confeso de los Juegos Olímpicos, Huet ha sido contratado para filmar los Juegos de Atenas.

"Casi todas las sociedades ponen a sus atletas más fuertes y rápidos en un pedestal o en un jarrón", dice. Huet está asombrado por el impulso que poseen estos individuos, un sentimiento que se transmite en sus fotos de atletas como formas esculpidas de gran fuerza y ​​coraje.

"La altura de sus carreras puede durar sólo nueve segundos", dice. "Quiero representarlos de la manera más heroica posible".

Hoy en día, el heroísmo de los juegos lo comparten mujeres y hombres por igual. Pero cuando se idearon por primera vez los Juegos Olímpicos, a las mujeres se les negó un papel de cualquier tipo. Mientras que a las niñas solteras se les permitió competir en carreras a pie y ocasionalmente ver los concursos de hombres, a las mujeres casadas se les prohibió, bajo pena de muerte, ver, y mucho menos participar, en los concursos.

Kondoleon cuenta la historia de una viuda llamada Kallipateira que deseaba tanto ver competir a su hijo que rompió las reglas. Se disfrazó de entrenador masculino, y cuando su hijo ganó su partido, emocionada saltó sobre un recinto, revelándose en el proceso como una mujer. En lugar de pagar la pena máxima, la dejaron ir porque los hombres de su familia eran todos luchadores exitosos. "Debieron pensar que ella era un buen ganado", dice Kondoleon con una risa irónica. (Sin embargo, después de ese incidente, se pidió a los entrenadores que se desnudaran antes de ingresar al estadio).

Ya fueran hombres o mujeres, los atletas siguieron rituales de aseo similares que pueden parecer extraños en la actualidad. En preparación para la competencia, esparcieron aceite de oliva sobre sus cuerpos y lo siguieron con una capa de arena o tierra. Esto tenía dos funciones: debido a que los olivos estaban asociados con los dioses, el aceite tenía un significado religioso y también brindaba cierta protección contra el sol y el viento.

Después de los concursos, los atletas usaron una herramienta llamada strigil para raspar la suciedad, el aceite y el sudor. Los artistas representaron con frecuencia estas abluciones, y gran parte del arte griego antiguo se preocupa por este proceso de limpieza.

Han pasado más de dos milenios desde que los atletas griegos compitieron en honor a Zeus, Atenea o Hermes. La recompensa del vencedor podría ser tan fugaz como una corona de ramas de olivo sagradas o tan duradera como un poema o una estatua dedicada a la memoria. Pero la lucha del atleta por perfeccionarse a sí mismo perdura, encendiendo la imaginación del espectador.

Games for the Gods: The Greek Athlete and the Olympic Spirit 'continúa en el Museo de Bellas Artes de Boston hasta el 28 de noviembre. La exposición del Museo Metropolitano de Arte' Los Juegos en la Antigua Atenas: una presentación especial para celebrar los Juegos Olímpicos de 2004, 'continúa hasta el 3 de octubre.


Cynisca y los Juegos Heraean: las atletas femeninas de la antigua Grecia

The Heraean Games, held in the Olympic stadium, were instituted as the first athletic competition for women and helped undercut the gendered segregation of Greek society.

Olympic stadium. Credit: jean-Marc Astesana/flickr/(CC BY-SA 2.0

Olympic stadium. Credit: Jean-Marc Astesana/Flickr CC BY-SA 2.0

The first recorded instances of the Olympics – inscriptions listing the winners of a foot race held every four years – date the games to 776 BC. According to ancient Greek legend, after Hercules completed his 12 labours, he built a stadium at Olympia to honour Zeus, the king of the gods of ancient Greece and established the custom of holding the games.

Held every four years at the sanctuary of Zeus in Olympia, the Ancient Olympics were mega athletic events as well as religious festivals held in honour of Zeus. The various city-states and kingdoms of the Hellenic peninsula sent representatives or ‘champions’ to participate in the games. Athletic events such as foot races, combat sport, equestrian events and a pentathlon (jumping, discuss and javelin throws, foot race, wrestling) featured alongside ritual sacrifices to Zeus and Pelops, the mythical king of Olympia.

Women in classical Greece

Pilgrims travelling to Olympia would pass through warring states without being harmed or molested as they were believed to be under the protection of Zeus. However, these pilgrims would almost always be men, especially during the games. While the Greeks were perhaps the first to establish and promote the concept of democracy, women of those times did not enjoy any legal or political personhood.

In classical Athens, women were considered to be part of the oikos (a term related to the concept of family, family property and the house) headed by a male patriarch. They were excluded from the demos (the mass of the common people who could exercise legal and political rights). Most thinkers of those times supported this gendered segregation. En su libro Politics, Aristotle stated that women were “utterly useless and cause more confusion than the enemy”. Women’s roles were restricted to the household and family. No woman ever acquired citizenship in ancient Athens and hence women were excluded from Athenian democracy both in principle and in practice.

While women generally took part in public festivities in the Peloponnese states, the Ancient Olympics retained their ban on women, given the religious and political significance of the event. According to the accounts of Greek travel writer Pausanius, the government of Elis, the city where the games were held, decreed that if a woman was caught present at the Olympic Games she would be “cast down from Mount Typaeum into the river flowing below”.

The Heraean Games

The Heraean Games, dedicated to goddess Hera, the queen of the Olympian gods and Zeus’ wife, was the first official women’s athletic competition to be held in the Olympic stadium at Elis. The games, which occurred in the 6th century BC, were probably held in the Olympic year itself, prior to the men’s games.

Initially, the Heraean Games only consisted of foot races. The champions of the events were rewarded with olive crowns and meat from the animal sacrificed to Hera. They also got the right to dedicate statues or portraits to Hera – winners would inscribe their names on the columns of Hera’s temple. The only recorded victor of the foot races is the mythical Chloris, Pelops’ niece who was also said to be Zeus’ granddaughter.

Participation in the Heraean Games was restricted to young, unmarried women. The men generally competed nude in the Olympics but the women taking part in the Heraean Games generally wore a chiton, a garment worn by men while doing heavy physical work. Pausanius in his accounts describes their appearance as “their hair hangs down, a tunic reaches to a little above the knee, and they bare the right shoulder as far as the breast.”

No one is certain of the origin of the Heraean Games. Pausanius provides two separate theories on the subject. The first theory suggests that Queen Hippodameia was grateful to Hera for her marriage to Pelops and selected 16 women to compete in footraces in Hera’s honour. The other theory suggests that it was the result of diplomatic efforts to resolve tensions between the cities of Elis and Pisa (in western Greece). Sixteen wise, elderly women were chosen from each of the 16 Peloponnese city-states to weave a robe for Hera every four years and to organise the games as symbols of peace. Pausanius wrote:“Every fourth year there is woven for Hera a robe by the Sixteen Women, and the same also hold games called Heraea.”

We cannot ascertain what societal changes led to the Greeks establishing separate games for women or whether the Heraean Games were only a temporary easing of restrictions on women. However, most historians suggest that it could be due to the rise of Roman influence in the Hellenic peninsula. In Rome, daughters of wealthy families freely participated in men’s festivals and athletic competitions.

Spartan women

Unlike the rest of Greece, where women were made to wear long and heavy clothes that concealed their bodies, kept in seclusion and prevented from learning hunting, riding and other physical activities, the women of Sparta wore short dresses, went where they pleased and were encouraged to take part in the same physical activities as their male counterparts. This was, however, only due to the belief that a physically fit woman would produce strong children.

However, Spartan women did enjoy a kind of social status that was inaccessible for women in the rest of classical Greece. Although they were excluded from formal military and political life, they were responsible for running their estates and could even own them. Sarah B. Pomeroy states in Goddess, Whores, Wives and Slaves: Women in Classical Antiquity, that in the 4th century BC, Spartan women owned approximately 35-40% of all Spartan land and property.

Young Spartan girls received the same education as their male counterparts, rarely married before the age of 20 and possibly even took part in the Gymnopaedia or the ‘Festival of Nude Youths’. Perhaps in it unsurprising that a majority of the participants of the Heraean Games were Spartan women.

The legend of Cynisca, the first woman Olympic champion

Cynisca, born around 440 BC, was the daughter of Archidamus II, the king of Sparta. She was an expert equestrian and aspired to participate in and win at the Olympics. By this time, the Olympics’ rules were slightly relaxed and women were allowed to participate in the equestrian events, but only by training the horses. Cynisca’s brother Agesilaus II actively encouraged this ambition.

There is a lot of speculation over Agesilaus’s motives for encouraging his sister. Some say that he wanted to rekindle the warlike spirit of Spartan society while others think that he wanted to promote the cause for women in general, which is perhaps not as unlikely as it sounds given that Spartan men generally held women in much higher esteem than the rest of Greek men did. On the other hand, Athenian historian and soldier, Xenophon suggested that Agesilaus considered chariot-racing to be inferior and unmanly, and, by having a woman win it, sought to undermine and discredit the event.

Whatever Agesilaus’ motive might have been, Cynisca won the four-horse chariot race twice, in 396 as well as 392 BC and in doing so became the first woman champion of the Olympics. She was honoured by having a bronze statue of her chariot and horses, including a charioteer and herself, erected in the Temple of Zeus in Olympia. The statue had an inscription declaring that she was “the only woman in all Hellas to have won this crown”.

Cynisca’s victory in the Olympics had a tremendous impact on the ancient Greek world and other women subsequently took part in and won the chariot-racing event including Euryleonis, Zeuxo, Timareta, Cassia and Belistiche.

Few records exist of female sportspersons of those times. Unrecognised and unappreciated during their time, figures like Cynisca, Belistiche and the female athletes of the Heraean Games were perhaps the pioneers who made the case for women’s sports. This year’s Summer Olympics at Rio de Janeiro have the most number of women participants (45%) ever. There is however, a long, long way to go before gender barriers are fully removed in the world of sports and, of course, society at large.

Shirsho Dasgupta is currently a graduate student of english literature at Jadavpur University. An aspiring journalist and semi-regular quizzer, he takes a keen interest in football, politics and philosophy. He tweets at @ShirshoD


Greek athletes relive glorious history at Olympic Museum in Nanjing

Greek athletes at Nanjing 2014 were among the first to visit the newly opened Nanjing Olympic Museum, which pays homage to the birthplace of the Games.

The Nanjing Olympic Museum was officially opened on 17 August by IOC President Thomas Bach and his predecessor, Jacques Rogge, to coincide with the start of the 2014 Summer Youth Olympic Games.

Located towards the north of the Youth Olympic Village showcases the history of the Olympic movement, from ancient times to a modern era that began with the creation of the IOC in 1894 and the organisation of the Athens Games two years later. In addition to hundreds of artefacts, the museum features giant video screens, a 3D cinema and a multi-sport simulation room.

Athletes at the YOG were able to visit the museum as part of the Nanjing Culture and Education Programme. Among the first to do so was the Greek contingent, who were delighted by what they found.

“I’ve seen a lot of great things in the museum, and the fact that some of them have a direct link to the history and culture of Greece made me feel very proud,” said swimmer Apostolos Christou.

Rower Athina-Maria Angelopoulou was equally impressed. “I’m very happy that my country was the birthplace of the Olympic Games, and I’m proud to be able to continue that tradition,” she said.

Angelopoulou, who earned a silver medal in the women’s single skulls on Xuanwu Lake on 18 August, not only tested out the museum’s rowing simulator, but was also able to watch herself collecting her medal via one of the screens.

“It was fantastic to see that video at the museum. I’m so glad to have won a medal for Greece and to have accomplished all my goals,” she added.

YOG ambassador Filippos Papageorgiou also enjoyed his visit, emphasising the museum’s educational impact. “It’s wonderful to think that the place that we come from was at the origin of the amazing competition that we now know as the Olympic Games,” he said.

“In my opinion, the highlight of the museum is the section that covers the history of the Games – you can really learn a lot from it. It’s a museum for everyone, providing knowledge that can help us to build a better world.”


Ver el vídeo: Atleta griego se presenta como anime de One Piece y gana el oro. (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Goltile

    No puedo participar en la discusión ahora, no tengo tiempo libre. Pero osvobozhus: necesariamente escribe lo que pienso.

  2. Thurstun

    Debes decirle que no tienes razón.

  3. Cordale

    Genial :) ¡Puedes decir que me voló el cerebro! :)



Escribe un mensaje